(Foto: Flickr/Chandramarsono)

PSP Investment, el fondo de pensiones de los funcionarios, el Ejército y la Policía Montada de Canadá, es el último inversor internacional en demandar a España tras la reforma eléctrica. Ha registrado una solicitud de arbitraje junto con su socio en España, Isolux, solicitando una indemnización por los recortes sufridos en la retribución de las energías renovables, en particular la fotovoltaica.

También ha demandado a España recientemente el fondo británico Eiser Infrastructres y anteriormente lo hicieron RREEF y Antin, dos grandes fondos vinculados a Deutsche Bank y BNP, ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi), el organismo de arbitraje del Banco Mundial.

La demanda es de la firma Isolux Infrastructure Netherlands, formada por Grupo Isolux Corsán y por Infra-PSP Canada. Esta última, dependiente del fondo de pensiones Public Sector Pension Investment Board o PSP Investment, que gestiona más de 76.000 millones de dólares canadienses (52.000 millones de euros) en activos, adquirió en junio del año pasado el 19,23% de Isolux Infrastructure Netherlands.

Ahora, tras la reforma del gobierno que ha recortado drásticamente las primas a las energía renovables, ha demandado a España por un importe que no ha trascendido. El Gobierno español se juega cientos de millones en los pleitos por las renovables ya que tiene frente abiertos también en otros tribunales. De hecho, la primera demanda se remonta a 2011 y fue presentada por una serie de 16 inversores en energía solar fotovoltaica bajo las reglas de arbitraje de la UNCITRAL.