La empresa española que fabrica dispensadores y fuentes de agua ha anunciado su entrada en un nuevo mercado: Polonia. Canaletas, cuya sede está en El Prat de Llobregat (Barcelona), vende en el exterior el 45% de su producción en más de 50 países. Tiene una fuerte presencia en Europa, operando además de en España en Francia, Alemania, Portugal, Reino Unido, Suiza, Finlandia y Bélgica.

Pero además sus fuentes también están presentes en Marruecos, México, Panamá, Angola, Qatar y Arabia Saudí, entre otros. Y ahora desembarca en Polonia donde el Instituto Nacional de Salud Pública exige  que todos los productos en contacto con el agua para consumo humano cumplan unos requisitos de seguridad que Canaletas ha completado.

La empresa cerró 2013 con un crecimiento en sus exportaciones del 22% así como un incremento en su facturación del 7%. “Las previsiones para 2014 –señalan los responsables de Canaletas- pasan por mantener el crecimiento en la facturación de la empresa apoyándonos en continuar con nuestra expansión en exportación y en una cierta mejora del mercado nacional”.