La constructora española se ha adjudicado el contrato para ampliar una autopista en Brasil, cuya inversión alcanza los 69,5 millones de euros. Y en Staffordshire, Inglaterra, Ferrovial ha sido seleccionada para el mantenimiento de sus carreteras con un contrato que podría alcanza los 97 millones de euros.

(Foto: Flickr/Ferrovial)

Ferrovial Agroman, en consorcio con la brasileña Toniolo, Busnello, se ha adjudicado los lotes 6 y 7 del proyecto Duplicação da Serra do Cafezal de la autopista Régis Bittencourt, BR-116, que une las ciudad de Sao Paulo con la de Curitiba, al sureste de este país latinoamericano. Ambos lotes suponen una inversión conjunta de 224,80 millones de reales (unos 69,5 millones de euros).

La autopista Régis Bittencourt, que pertenece al operador brasileño Arteris –controlado por la empresa española Abertis–, cuenta con uno de los niveles de tráfico más altos del país. Los lotes que han sido adjudicados forman parte del proyecto de duplicación del tramo llamado Serra do Cafezal, entre los municipios de Miracatú y Juquitiba, situados al sureste del Estado de Sao Paulo. Este proyecto tiene un recorrido de 4,6 kilómetros e incluye la construcción de tres túneles –de hasta 747 metros de longitud– y cinco viaductos –uno de ellos alcanza los 845 metros–.

Por otro lado, Ferrovial a través su filial británica Amey, ha sido seleccionada por el Condado de Staffordshire como preferred bidder (oferta preferente) para el mantenimiento de  sus carreteras durante diez años, ampliables a otros diez. El contrato tiene un valor de hasta 80 millones de libras al año (más de 97 millones de euros), dependiendo del alcance final del acuerdo.

En las próximas semanas el Condado de Staffordshire y Amey iniciarán las negociaciones para definir las actividades que incluirá el contrato. De esta forma, es posible que englobe otros servicios urbanos además de los relacionados con el mantenimiento de carreteras.