Una casa de Kids Crooked House
(Foto: Flickr/Kidscrookedhouse)

Bajo el nombre de Kids Crooked Houses se están comercializando en EEUU unas fascinantes casas de juego de madera con estética de cabaña destartalada de dibujos animados. Están pensadas para niños, pero han atraido también la atención de adultos y hasta de empresas. Tanto que lo que empezó como una pequeña iniciativa familiar se ha convertido en un negocio en toda regla.

Imagen de previsualización de YouTube

La historia empezó cuando Glenn Hallyday, un diseñador gráfico de Maine quiso construir una cabaña de juegos para que sus hijos salieran al jardin. Le ayudó su primo Jeff y juntos alumbraron un diseño inspirado en las casas de dibujos animados: con lineas y ventanas torcidas, tejado inclinado, angulos imposibles, colores vivos…

En cuanto la casa fue una realidad se hicieron famosos en su entorno, luego en todo el vecindario y después gracias a Yahoo, que en 2007 les dio un premio en un concurso de marketing, en el mundo entero.

La casa de Yahoo
(Foto: Flickr/Tamar Weinberg)

Ahora venden principalmente desde su página web en EEUU y también en Alemania, Suecia, Pakistan, Irlanda, Reino Unido o Kenia. Y no se limitan solo a las casas para niños, sino que han diversificado su target. Entre sus clientes hay negocios que quieren diferenciarse con un toque naif como restaurantes y tiendas, empresas de relaciones publicas o compañías tecnológicas.

Tienen tres casas “tipo”: la básica, la deluxe y la deluxe doble. Y los precios van desde  los 1.450 dolares (1.075 euros) que cuesta la más pequeña hasta los 4.450 dolares (3.300 euros). También admiten diseños a medida o peticiones especiales.

Han tenido tanto éxito que incluso han salido en un popular reality show de EEUU,… lo cual les ha generado una auténtico boom de llamadas y pedidos.

Imagen de previsualización de YouTube
Print Friendly, PDF & Email