En 2017, según un informe del Observatorio Español del Mercado del Vino (OeMv) se exportaron 156 millones de botellas de cava (117 millones de litros), frente a 149 millones de champagne (112 millones de litros). Esto significa que por primera vez, el espumoso español superó al francés por volumen en el comercio internacional, aunque ambos quedan detrás del prosecco.


(Foto: Flickr/Cyclonebill)

El estudio especial realizado por el OeMv repasa la evolución desde el año 2000 hasta hoy de los tres grandes proveedores mundiales de espumoso: Francia con el champagne, Italia con el prosecco y España con el cava. Y en 2017, la conclusión es que el espumoso italiano es el líder claro del mercado con 253 millones de botellas (205 millones de litros), seguido por el español, 156 millones, que ha adelantado al prestigioso champán francés dejándole en tercera posición con 149 millones de botellas. Pese esto, el vino galo sigue siendo el de mayor valor, ya que su precio de venta superó los 25 euros por litro.

El cava español sin embargo confirma su buena salud. En 2017 batió, según el Consejo regulador del Cava, su récord de producción con 252,5 millones de botellas que supusieron además un aumento de un 3% en la producción con respecto a 2016 , mientras que la facturación alcanzó 1.149 millones de euros, un 6,5% más que el año anterior. Y a pesar del boicot sufrido en España a consecuencia de la crisis en Cataluña, las ventas crecieron tanto el mercado nacional como internacional.

El mercado exterior volvió a superar en cualquier caso claramente al español: 162 millones de botellas vendidas fuera frente a 90 millones en casa. Y los cinco mercados que más cava adquirieron fueron  Alemania, Bélgica, Reino Unido, Estados Unidos y Francia, en donde se concentraron el 70% de las exportaciones.

Print Friendly, PDF & Email

Aporta link o información: