La corresponsal de la revista gala L´Express analiza en radiocable.com la política nuclear que se sigue en España y la compara con la francesa. Para Cécile Thibaud el gobierno de Zapatero se muestra “indeciso” en cuanto al futuro de la central de Garoña y la energía nuclear y cree que todavía hay “un poco de miedo” para apostar de lleno por las energías renovables. En Francia en cambio, revela que a pesar de que también hay rechazo social a las centrales nucleares, hasta ahora los políticos y sobre todo el lobby en torno a EDF, la compañía energética, han enterrado cualquier debate sobre este tema.

Cécile Thibaud

Cecile Thibaud cree que la situación de Garoña que está pendiente de la decisión del gobierno ilustra muy bien la política “flotante” que a su juicio se hace sobre el tema nuclear en España. Destaca que hay un fuerte rechazo social hacia esta energía y que Zapatero parece decidido a apostar por un modelo económico basado en las renovables.

Pero considera que la situación del petroleo hace que a él y a los partidos “les da miedo decir que van a apostar totalmente por las renovables, limitar al máximo las energías fosiles como el petroleo y cerrar la vía nuclear”. Y cree que es una pena, ya que la apuesta española por las renovables es “muy puntera y emblemática”. Y advierte de que el modelo nuclear necesita mucha agua, algo de lo que no anda sobrada España.

En Francia, Thibaud explica que la “obsesión por lograr la independencia energética” ha hecho que desde los años 60 y 70, los gobiernos apuesten decididamente por la vía nuclear. Además asegura que la empresa pública EDF que tiene el monopolio de la energía ha liderado esta opción y creado un “lobby hiperpotente que ha estancado todos los debates posibles”. Aunque ahora los buenos resultados electorales de los ecologistas podrían traer nuevos aires en Francia.

Print Friendly, PDF & Email