Alexander Chernosvitov, de la agencia rusa Itar Tass asegura en radiocable.com la crisis en Ucrania no ha afectado de momento a las relaciones hispano rusas, incluso con la visita del Ministro de Exteriores ruso, Sergey Lavrov, algunas áreas se han reforzado. Y no cree que la relación se vea perjudicada, porque a rodas las partes les interesa una solución política y una Ucrania democrática y estable.  Señala también que tanto desde la clase políticas como desde los medios de comunicación españoles se está tratando lo sucedido en Ucrania con prudencia y con versiones equilibradas.

Alexander Chernosvitov valora si la crisis de Ucrania puede afectar a las relaciones hispano-rusas: “Podría perjudicarlas si la situación se lleva al extremo, pero no lo creo, porque todo el mundo comprende, y lo ha dicho también el Ministro Margallo, que la Unión Europea necesita a una Ucrania democrática y estable y lo mismo  vale para  Rusia. Otra cosa es que hay intereses económicos y políticos. Por eso hay que buscar una fórmula de satisfacerlos. Y una de ellas es volver al convenio del 21 de febrero.”

Y añade: “Pero de momento la situación en Ucrania, no ha afectado en nada las relaciones bilaterales de España y Rusia. En la rueda de prensa lo confirmaron los dos ministros diciendo que son `excelentes´, que hay buen futuro e incluso se han marcado pautas nuevas. En el tema económico sigue creciendo el volumen de intercambio comercial, aunque es cierto que es bastante desequilibrado, porque el 89% de las importaciones de Rusia son de productos energéticos, pero se abren otros horizontes en transporte y con el Mundial de futbol”

En cuanto a si la crisis en Ucrania podría afectar a la recuperación de España, el corresponsal apunta: “No lo creo, porque el comercio con Rusia y con Ucrania es bastante pequeño, el volumen total es de 11.000 millones de dólares: Es verdad que el 14% del petróleo llega de Rusia, pero esto tampoco es tan dramático. Otra cosa es la reacción de los mercados internacionales. La inestabilidad en los mercados no ayuda a nadie. Ni a España, ni a Rusia. Ahí podría haber un efecto negativo, que afectara a parte de la recuperación de España a la hora de buscar créditos en el mercado.”

Alexander Chernosvitov también valora las reacciones en España a lo sucedido en Ucrania: “Depende del medio, pero en general, domina cierta prudencia. Y eso también en la clase política. En todas las intervenciones del presidente Rajoy y del Ministro de Exteriores siempre domina la prudencia y la búsqueda de diálogo. Y en la visita de nuestro ministro de Exteriores se han expuestos los puntos de vista en común que hay entre Rusia y España sobre este caso: que hay que buscar una solución política alejada de la violencia. Y en los periódicos más importantes he visto bastantes artículos equilibrados que muestran cuales son los intereses de todas las partes.”