“El ex presidente chino Jiang Zemin y el ex primer ministro Li Peng podrían enfrentarse a su detención cuando viajen al extranjero, por culpa de las órdenes dictadas por un tribunal español, que les acusa de su participación en el genocidio en Tíbet, en un caso que Beijing ha rechazado como absurdo”.

 


(Foto: flickr/kenner116)

“Dos grupos de apoyo al pueblo tibetano y un monje de nacionalidad española llevaron el caso contra los ex gobernantes en 2006, apoyándose en una ley Española, que permite juzgar a los sospechosos de violaciones de los derechos humanos, aunque éstas se hayan cometido en el extranjero, cuando un español sea la víctima. Los dos ex-dirigentes y otros tres funcionarios de alto rango que trabajaron en el gobierno de Pekín entre 1980 y 1990, y han sido acusados de violaciones de los derechos humanos en la región del Himalaya”.

“La orden de arresto del Tribunal español, en teoría, permitiría detener a los acusados si viajan a España o a cualquier otro país que reconozca las órdenes de la justicia de Madrid“.

“El caso recuerda la detención del ex dictador chileno Augusto Pinochet en Londres en 1998 después de que se emitiera una orden de arresto por parte del ex magistrado español Baltasar Garzón“.

Leer artículo completo en Reuters

 

 

Print Friendly, PDF & Email
1 replica a este post
  1. Pues nada, a ver cuándo detienen a los supervivientes del genocidio en España de la guerra civil. Los jueces españoles tan magnánimos ellos con las penas ajenas…