Campaña de la OMS contra el pian en los años 50

El pian es una dolencia prima hermana de la sífilis, que afecta a más de 500.000 personas, sobre todo niños, en poblaciones marginadas de zonas trópicales de África, Asia y América del Sur. Es una enfermedad olvidada. Pero ahora, dos investigadores españoles han demostrado la eficacia de una pastilla que podría provocar la erradicación definitiva del pian, según ha publicado la revista The Lancet. Sería la segunda enfermedad que se logra erradicar en la Historia, tras la viruela. (Foto: Wikipedia)

El pian es una infección crónica que afecta principalmente a la piel, huesos y cartílagos. Esta causada por una bacteria llamada Treponema pertenue, una subespecie del Treponema pallidum que causa la sífilis. Aunque el pian no se transmite por las relaciones sexuales, sino por contacto de la piel.

Oriol Mitjá, un médico catalán, la descubrió cuando empezó a trabajar en un hospital de la isla de Lihir en Papua Nueva Guinea. Pese a ser experto en enfermedades tropicales nunca había oído hablar de la dolencia. Pero vió como sin tratamiento, lo que empieza como una lesión indolora de la piel se va luego generalizando. Los huesos y los tejidos blandos se erosionan hasta llegar a borrar la nariz y los labios de una persona, desfigurándola. Los huesos también se deforman y aunque la enfermedad no suele ser mortal, puede llevar a la discapacidad crónica.

Desde los años 50 se sabe que una inyección de penicilina es suficiente para curarla. Por eso en 1952, la OMS y Unicef lanzaron un programa mundial para eliminar la enfermedad, que entonces afectaba a 50 millones de personas. Lograron reducir la frecuencia mundial un 95%. Pero a causa de los recortes, no se “terminó” del todo con la dolencia. En los años 70, resurgió en comunidades pobres de África, Asia y Sudamérica.

Campaña de la OMS contra el pian en los años 50
(Foto: Flickr/Keithjackson)

Es una enfermedad olvidada, pero que cada año afecta a miles de personas, especialmente menores de 15 años, segun la ficha de la OMS. Ahora gracias a un estudio impulsado por dos médicos catalanes, Oriol Mitjà y Quique Bassat, pediatra especializado en medicina tropical, se puede estar cerca de su erradicación definitiva.

Un niño con lesiones provocadas por el pian

Han demostrado en un ensayo clínico realizado en el Centro Médico de Lihir de Papúa Nueva Guinea, que una simple pastilla de azitromicina (un antibiótico que en los países desarrollados se receta para la bronquitis o la tracoma) cura la enfermedad. En sus pruebas participaron 250 niños de entre 6 meses y 15 años de edad y a los seis meses, el 96% estaba curado (frente al 93% del tratamiento convencional con penicilina).

El hallazgo es especialmente importante porque facilita enormemente llevar el tratamiento a las zonas remotas. Para las inyecciones de penicilina, se necesitaba equipamiento médico y logística para hacer frente a alergias y efectos secundarios. La pastilla en cambio abre la puerta a campañas masivas.

Tras conocer los resultados, la OMS ha anunciado la convocatoria de un technical meeting en el que previsiblemente se adoptará el nuevo tratamiento de manera oficial.  De la misma manera, ya se ha puesto en marcha una nueva investigación que será el paso previo al inicio de una campaña de erradicación mundial de la enfermedad. Quizá estos dos médicos españoles hayan dado impulso necesario para acabar de una vez con otra enfermedad, tras la viruela.

En esta entevista Oriol Mitja, explicaba algunos aspectos de su trabajo en Papua Nueva Guinea

Imagen de previsualización de YouTube
Print Friendly, PDF & Email