1. Trabajar de buena fe. Alinear los intereses personales con los de la organización (equipo y proveedores), de los clientes y los accionistas.

2. Trabajar en equipo. Solo no se puede hacer nada. El equipo es la organización

3. Trabajar mucho. Levantarse antes y acostarse más tarde.