La tensa protesta de un grupo de estudiantes contra el rector de la Complutense por querer convertir en mixtos tres colegios mayores ha sorprendido a la sociedad. ¿Es está generación más conservadora que la de sus padres? ¿Defienden la tradición, la costumbre, el machismo…? El debate está en la calle y en Internet. En blogs y foros pueden leerse algunos de los comentarios de los estudiantes afectados, sus motivos para defender la segregación… y a otros que no entienden la reacción.

 

Imagen de previsualización de YouTube

La Plataforma por la Defensa de los Colegios Mayores, que agrupa a los colegios masculinos Antonio de Nebrija, Ximénez Cisneros y Diego de Covarrubias, los femeninos Antonio Caro y Teresa de Jesús y el mixto Santa María de Europa, asegura que sus reivindicaciones son más amplias, pero en la nota de prensa en la que convocaban la protesta incluían que “la conversión en mixtos de determinados Colegios Mayores, atentan contra la identidad y la diversidad de oferta de los mismos.”

Uno de los asistentes a la protesta argumenta: “Se aprobó que algunos colegios iban a pasar a ser mixtos, y 30 segundos mas tarde, con el ambiente todavía caldeado por la toma de decisiones sin siquiera haber solicitado la exposicion por parte de unos representantes de los manifestantes de sus puntos durante la reunión, el Exmo. Sr. Rector. D. C. Berzosa sale por la puerta para coger su coche a 400m de donde lo tiene aparcado dando un paseo bestial, tentando a la gente […] El rector jugó mejor sus cartas, pasó de ser el malo de la película a la victima y aprovechó la coyuntura mediatica y sus contactos para desviar la noticia a que simplemente somos unos niñatos que no queremos colegios mixtos  y no a nuestra queja por la pérdida de servicios y derechos como colegiales.”

En Meneame hay defensas de la segregación: “El modo de vida que se lleva, de camaradería y compenetración, de tener las puertas abiertas todo el tiempo, de poder entrar en la habitación de cualquiera sin llamar y sin que estén cerradas con llave (está prohibido), el tipo de fiestas que tenemos (que no, no son orgías gayers, pero son muy poco femeninas por así decirlo), las canciones que cantamos, cosas como el poder tener los vestuarios abiertos al volver de hacer deporte […] todo, absolutamente todo, cambiaría de forma radical al hacer los colegios mixtos”

En comentarios de 20 Minutos se pueden leer reflexiones como: “Si los mismos universitarios confirman que hacerlos mixto, trae mayores problemas de convivencia, será por algo! ” o “gracias a esta medida va a haber muchos embarazos no desados” y “el nivel educativo de los colegios segregados es muy superior al de los mixtos. Y la verdad, aunque lo nieguen, es que las mujeres sólo traen conflictos. Pregúntenle a cualquier profesor de secundario, y os dirán que sin mujeres en el curso se siente hasta el vuelo de una mosca.”

En foros de Telecinco se pueden leer mensajes que aunque critican las formas de la protesta aseguran “un colegio mayor mixto sabiendo el país que tenemos sabe Dios lo que acabaría siendo y supongo que a los padres les gustaría muy poco saber que sus hijos/as vivían en ese ambiente”.

Imagen de previsualización de YouTube

Pero Internet también está llena de críticas hacia los estudiantes por la forma de protestar y por el fondo.

Fernando Checa, que en los años 90 vivió en un Colegio Mayor no entiende la prostesta “estos niñatos que escupen a un Rector porque no quieren perder sus infantiles reglas son, o tontos útiles que hacen el juego a intereses ocultos, o simplemente ??sisebutos? malcriados con licencia para, algún día, obtener un título universitario. ¿Son estos los universitarios que nos llevarán a avanzar en el primer cuarto del Siglo XXI? Por la salud del país en el que vivo y por el amor que tengo a la Universidad espero que tan sólo sean una triste anécdota.”

Felipe Serrano reflexiona sobre los argumentos de los estudiantes:”Los chicos se “distraerían” con la presencia de las chicas, y viceversa, argumento que se me antoja tan inconsistente como pueril. De ser así tendríamos que reconsiderar todo nuestro sistema educativo, incluida la enseñanza superior que se imparte en las Facultades. El Santa María de Europa acoge desde hace años a colegiales de ambos sexos y, que sepamos, no ha ocurrido ningún desastre pedagógico ni de ningún otro tipo”

Luis García en Aprendelo escribe: ” Una de las frases más socorridas era que se están perdiendo las tradiciones. Sí. Sobre todo la de respetar a los mayores (no digamos ya a los rectores). Si se respetaran, esos jóvenes irían no a una residencia masculina, o sólo femenina, sino a un correccional.[…] ¿siendo mayores de edad van a ser incapaces de convivir? Porque si ese es el trato que se van a dar unos a otras, insultándose, zarandeándose y escupiéndose, por favor, que sigan separados.”

Print Friendly, PDF & Email