Iñaki Gabilondo en Noticias Cuatro: “La reunión del Gobierno con los transportistas ha concluido sin acuerdo. La reunión continuará mañana. Mientras, seguirán el paro y las protestas.

Imagen de previsualización de YouTube 

Hoy ha provocado retenciones en el tráfico de las principales ciudades. No hay problemas de desabastecimiento en productos alimenticios, pero sí en las gasolineras, algunas de las cuales se han quedado sin combustible. En torno a este asunto, dos observaciones. Primera: el Gobierno no tiene la culpa de la subida del precio del petróleo y su maniobrabilidad es limitada. Pero, segundo: el marketing gubernamental de la crisis está siendo un error. Al resistirse a reconocer la seriedad del momento, excita contra él a los sectores en dificultades. Hubiera debido adelantarse y ponerse al frente. Y otra cosa, entre paréntesis: ¿no es curioso que de todos los perjudicados por la actual conmoción económica mundial, sólo se haya podido ayudar -y de forma fulminante- a los bancos en problemas?.”

Print Friendly, PDF & Email