Esteban Duarte destaca en radiocable.com que España vive una situación política “sin precedentes” en la que todas la combinaciones para formar gobierno son complicadas y resulta difícil dar pistas en el exterior de lo que puede suceder. Pero señala que el impacto de esta incertidumbre en los mercados está siendo “suave” gracias al BCE.

El corresponsal de Bloomberg también se pronuncia sobre la posibilidad de que España viva una Segunda Transición señalando que de momento en PP y PSOE pesan más los intereses de partido a corto plazo. Cree que sólo se plantearía la refundación del sistema si eso pudiera dar incentivos políticos y un relato a Rajoy y Sánchez, de cara a sus respectivos congresos internos. Y recuerda que la Transición de los 70 se dio por la “altura de miras de una o dos personas, pero sobre todo porque hubo una confluencia de intereses que permitió reorganizar el sistema”.

(Foto: Flickr/ScottBeale)

Esteban Duarte explica la dificultad a la que se enfrentan los corresponsales para contar al mundo la actual situación de la política española: “No hay precedentes. Es verdad que el PP y el PSOE gobernaron en minoría, pero fueron negociaciones bastantes menos inciertas. Las fichas del tablero de ajedrez estaban más claras. Ahora las combinaciones son más complicadas”. En este sentido menciona que la gran coalición supondría, por ejemplo, dejar la oposición a un partido como Podemos, lo cual podría tener costes importantes para los partidos tradicionales. Y añade que el hecho de que Ciudadanos “no sea necesario”, también hace más difícil para los periodistas dar pistas de lo que puede suceder.

Sobre si España está viviendo o podría vivir una Segunda Transición, Duarte señala: “Creo que hay cosas que pueden pesar más en la balanza, aunque los políticos hablen una refundación del sistema o una segunda transición: se trata de los incentivos políticos a corto plazo. El cómo sale cada uno en la foto. Si Rajoy facilita la segunda transición, pero no tiene una presentación digna ante los miembros de su partido en el congreso del PP, preferirá un acuerdo que no contemple esa refundación.”

Añade que lo mismo vale para Pedro Sánchez: “Una Segunda Transición, seguramente supondría incluir a todo el mundo. Pero si llegar a un acuerdo con un partido determinado, supone la ruptura en dos del PSOE, el asunto esperaría y pesarían más sus incentivos a corto plazo que son llegar al congreso de su partido con algo que le permita seguir siendo Secretario General. En los dos grandes partidos, pesan más las cosas a corto plazo. Sólo habrá Segunda Transición si confluyen los intereses inmediatos de varios partidos que permitan abordar el tema.”

El corresponsal resalta que en cualquier caso algo similar ya sucedió con la Transición de finales de los 70: “Entonces sí hubo altura de miras por parte de una o dos personas, pero también hubo una confluencia de intereses que permitió la reorganización del sistema. Ahora, pese a la crisis, el sistema político aún funciona, así que yo creo que sólo habría Segunda Transición si hay intereses políticos que se cumplen: que tanto a Rajoy como a Sánchez les permita construir un relato que les sirva en sus congresos.”

Esteban Duarte sostiene que a corto plazo parece complicado que se incluya a Podemos en esa Segunda Transición por su apoyo al referéndum y su alianza con formaciones como Barcelona en Común. Pero advierte que podría haber negociaciones e incentivos para que se incorpore. Y en cuanto al impacto que esta incertidumbre política tiene para España en el exterior afirma: “El programa de compra de bonos del BCE hace que el impacto en los mercados sea bastante suave y hay cierta flexibilidad para dar tiempo a los acuerdos. Si no existiera ese programa, la prima de riesgo española estaría mucho más castigada y la presión sobre los partidos sería mayor.”

Print Friendly, PDF & Email