Cécile Thibaud asegura en radiocable.com que el PSOE vive en los últimos tiempos en el “misterio” y envuelto en un “maquiavelismo oscuro” en el que todo parece posible porque se vive entre rumores y nadie habla claro. En este sentido la periodista que escribe para Les Echos, L´Express o La Tribune Geneve destaca que la candidatura de Patxi López, que califica de “sorpresa sin ser una sorpresa”, puede traer una nueva imagen más conectada con la sociedad actual que las “maniobras misteriosas” de Susana Díaz. Aunque apunta que también ve posible que esta nueva candidatura esté siendo utilizada por parte del partido para descartar a Pedro Sánchez o incluso que se retire en el último momento para dejar el camino libre a Susana Díaz. Pero advierte de que todo esto está impidiendo saber a dónde quiere ir el PSOE y definir al partido de cara al futuro.

Cécile Thibaud señala que la candidatura de Patxi López ha sido “una sorpresa sin ser una sorpresa”, porque recuerda que “siempre ha sido uno de los nombres que sonaba por los pasillos como posible líder”. Y añade que además se esperaba algún otro candidato porque “era difícil imaginar que Susana Díaz fuera la única candidata para dirigir el partido socialista.”

Sobre la presidenta andaluza, asegura: “Sus maniobras son un poco misteriosas. Ella habla muy poco y es la gente la que habla sobre ella y sus intenciones. Está claro que ha movido los hilos por detrás, tanto para la llegada de Pedro Sánchez al poder como para su salida. Pero resulta un poco misterioso ver que el PSOE, un partido grande y con un papel histórico en España, que se dice de izquierdas y progresista, esté movido por tal maquiavelismo oscuro. Es curioso. Por eso se puede entender que Patxi López llega con una nueva imagen: ha trabajado en el País Vasco, ha sido un hombre de diálogo incluso con el PP, tiene también buena relación con nacionalistas, sabe escuchar y hablar y parece más cercano y conectado a las nuevas generaciones y a la sociedad actual que Susana Díaz que vive en una pequeña burbuja andaluza”.

La corresponsal valora asimismo los análisis que señalan que la candidatura de Patxi López perseguiría sobre todo debilitar a Pedro Sánchez: “me parece totalmente posible que la candidatura de López sea para romper la vuelta de Pedro Sánchez, que sería muy embarazosa para los altos cargos del partido. Creo que todo el estado mayor socialista no se siente a gusto con la salida de Pedro Sánchez que fue muy violenta. Sería mejor pasar página y tener otra figura. Y Patxi López podría ser una maniobra para ayudar a descartar a Sánchez. Es posible. Todo es posible.”

Aunque Cécile Thibaud advierte: “También es posible que Patxi López tenga ambiciones. Yo siempre he pensado que las tenía y que además tenía posibilidades porque su recorrido dentro del partido es totalmente honorable. Así que puede ser que al final sea su ambición y que piense que es su momento, puede ser que esté siendo utilizado por una parte del partido para descartar a Pedro Sánchez o incluso que al final sea utilizado para dejar en el último momento el terreno libre a Susana Díaz. Todo es posible porque vivimos en un mundo de rumores en donde nadie habla, ni explica a dónde quiere ir el PSOE.”

Y añade: “Yo creo que es una de las cosas más terribles de todo lo que está pasando. Aún no se sabe como ha digerido el PSOE la caída electoral, ni cómo tiene intención de vivir con otro partido a la izquierda, que sería Podemos, ni hay un proyecto renovado, ni parece que vaya a haber conferencia política… así que no vamos a conocer la definición de cara al futuro del partido socialista. “

Cécile Thibaud es corresponsal de L´Express, La Tribune de Geneve y Les Echos y escribe asimismo para Sud-Ouest y Challenges. Lleva en España desde el año 2001. Anteriormente trabajó para Le Nouvel Economiste y Telerama. Ha sido además hasta 2015, vicepresidenta del Círculo de Corresponsales Extranjeros en España. Algunos de sus artículos han analizado la Justicia española -desde señalar la “deriva” de tras el caso Garzón a destacar a los “pequeños jueces” que han hecho temblar a los poderosos-, el relanzamiento de la economía, el “negocio” de los abogados con los litigios bancarios o la crisis del periodismo en España.