La nueva la ley del aborto del gobierno español, que acaba de pasar su primer trámite parlamentario, sigue causando un gran impacto en el extranjero. Los corresponsales de Le Monde, Frankfurter Rundschau, Reuters y Radio Cooperativa analizan en radiocable.com sus efectos sobre la imagen de España. Y aseguran que la reforma la está dañando porque muestra un país “retrógrado que no se corresponde con la realidad”, cuyo gobierno legisla para “satisfacer a una ultraminoría”, y donde los avances no se pueden garantizar. También se menciona que la medida es “estratégicamente equivocada”.

 


Sandrine Morel de Le Monde apunta: “La reforma de la ley del aborto en Francia se ve como una derechización del gobierno que toma medidas mucho más a la derecha. Y daña a la imagen de España porque, incluso aunque otros países, como la misma Francia, también tienen movimientos sociales y manifestaciones ultraconservadoras por el retorno a la familia tradicional, en ningún sitio se ve que un partido político que gobierne tome en serio esas demandas. De repente se ve que España en vez de estar delante en temas sociales vuelve a la cola y está cediendo a una presión, que puede haber en la calle pero por una minoría, ultraminoritaria de gente ultracatólica o ultraconservadora. Y esto se está tomando como si fuese una demanda social, que no lo es porque la mayoría de los españoles no quieren esto.

 

Daña porque da la imagen de un país retrogrado cuando es una ley que no refleja el país. En Francia nos preguntan, `¿pero realmente la gente está en contra del aborto?´ porque no entienden que un gobierno legisle en contra de su gente. Y hay que explicar que sí que es una ultraminiría y que incluso en el PP, Gallardón está bastante solo”.

Martin Dahms del Frankfurter Rundschau y el Berliner Zeitung asegura: “”No sé si afecta tanto a la imagen de España, sino que más bien arroja luz sobre este gobierno. Te da una idea de lo distintos que pueden ser dos gobiernos. La gran sorpresa con Zapatero fue que España se vio como un país mucho más avanzando de lo que muchos piensan todavía en el extranjera. Se veía a España como un país tradicional, católico… y de repente es uno de los primeros países que permite el matrimonio gay y adopta una legislación muy avanzada sobre el aborto.”

 

Y añade: “Y cuando a lo mejor muchos se habían acostumbrado a que España es más avanzada de lo que se pensaba en el pasado, resulta que no. Que lo que hay es un debate entre dos vertientes ideológicas y que justo ahora se está imponiendo la más retrograda. La reforma de la ley del aborto no dice tanto sobre este país, sino mucho más sobre este gobierno, que claramente quiere dar un paso atrás. Y también muestra que ningún avance está garantizado.”

Fiona Ortiz de Reuters habla de gran error estratégico: “Llama mucho la atención que en un momento en el que el gobierno debería estar cosechando el erecto positivo de la mejora de la economía, parece que les ha salido todo al contrario y están sufriendo en las encuestas. Por primera vez se ve que ha mejorado mucho el apoyo a los socialistas y aparentemente es porque al votante más moderado del PP no le ha gustado la reforma de la Ley del aborto. Me parece estratégicamente súper equivocado. Les ha salido muy mal.”

 

También apunta: “No entiendo como no han sido capaces de aprovechar mejor el momento económico. Creo que habría que preguntarles por qué han aprobado ahora una inciativa que parece que ha alejado a sus votantes.”

Carolina Espinoza de Radio Cooperativa ve la reforma de la ley del aborto como un retroceso. Dice: “Es un retroceso. Este es un debate que en Chile ha costado mucho más que aquí, porque apenas tenemos divorcio desde 2007. Pero se mira a España y el día que se anunció al reforma del aborto tuve que hacer crónicas a cada hora, porque parecía una cosa impensable. En Chile se ve con pavor este retroceso, pero no solo con la ley del aborto también con el recorte a la justicia universal y la ley mordaza para los ciudadanos. Son muchas cosas que han pasado en muy poco tiempo y se ve como una involución de la conquista de derechos.”