El cara a cara entre Mariano Rajoy y Pedro Sánchez ha sido ampliamente seguido, comentado… y criticado en la red por los corresponsales extranjeros que viven en España. La estética y el formato son calificados de “antiguos” y tampoco han convencido las intervenciones de los dos candidatos por centrarse en ataques personales, hablar “a gritos” y no ofrecer propuestas. En cuanto a quien ha sido el ganador del debate, algunos consideran que Pedro Sánchez dominó a Rajoy, pero la mayoría señala que es probable que irónicamente beneficie a quienes no estuvieron presentes: Pablo Iglesias y Albert Rivera.

Tom Burridge, de la BBC: “El cara a cara hace sentir en la España del pasado. Un estudio de otra era y un partido a gritos entre PP y PSOE. El debate a cuatro tuvo más contenido.” En otro tuit añade: “Irónicamente es posible que haga ganar votos a los partidos no presentes.”

Sandrine Morel, de Le Monde: “Visto el nivel del debate, creo poder afirmar que quienes ganan son los dos que no están presentes: Rivera e Iglesias…”

Tobias Buck del Financial Times: “Pedro Sánchez muy agresivo (usted miente, miente y miente). Mariano Rajoy jugando a la defensiva y probablemente cumpliendo las expectativas. No es un debate que vaya a cambiar votos.”

Jeannette Neumann deThe Wall Street Journal: “La estrategia de agresividad de Pedro Sánchez en el debate parece dirigida no solo a apelar a la base, sino también a convencer a los seguidores pasivos de Podemos de que voten al PSOE,”

Elisabeth O´Leary, de Reuters: “El debate español en TV fue antiguo y aburrido desde la musica hasta la forma de hablar uno sobre el otro y la ausencia de los nuevos partidos. Otra oportunidad perdida.”

Josef Manola de ORF: “`Ruin, grosero, mentiroso´. Discusión en el debate en TV entre los candidatos. Esto dará a los partidos nuevos más votos.”

Henry de Laguerie, de Europe 1: “Un debate más bien estéril, lleno de ataques personales. Pocas proposiciones. Ninguna visión.”

Graham Keeley, de The Times: “Asi que dos españoles se gritan el uno al otro. El nivel del debate debe impresionar.” Y añade en otro tuit: “Ironía sobre ironía, parece que los que no están presentes están ganando el debate: Rivera e Iglesias.”

Sarah Morris de Reuters: “No tengo claro que estas dos horas de riñas vayan a convencer a los votantes españoles de que no respalden a los nuevos partidos.”

Matthew Bennett de The Spain Report: “Sánchez dominó claramente a Rajoy anoche, al estilo macho alfa. Agresivo, directo, atacando. Rajoy estuvo a la defensiva desde el principio hasta el fin.”

James Badcock, de The Telegraph: “Wow. Eso ha sido duro. Un desesperado Sánchez toca los límites: `Usted no es un político decente´.”

Guy Hedgecoe, de The Irish Times: “Me gusta cuando habla el moderador. Me hace sentir en 1986 de nuevo.”