Imagen de previsualización de YouTube

(fotos: CSIC) No todo fue política tras el atentado del 11 de marzo de 2004, en Madrid. La presencia mayoritaria en los altares de mensajes positivos, relacionados con la paz, es uno de los aspectos más destacados por los antropólogos que han investigado el “Archivo de duelo“.

El Centro Superior de Investigaciones científicas ha presentado hoy en Madrid esta  investigación antropológica que ha utilizado como material de estudio “la respuesta de la gente” en los días posteriores al atentado.

En el archivo de duelo se han analizado 70.000 objetos que fueron colocados por los ciudadanos en los altares improvisados en las Estaciones de Atocha, El pozo y Santa Eugenia: velas, cartas, estampitas, mensajes…

Uno de los mensajes analizados

Según ha explicado Cristina Sánchez-Tabernero, del CSIC, los objetos religiosos que depositaban los ciudadanos eran mayoritariamente católicos, aunque la propia investigadora ha explicado que la religión musulmana -que carece de iconografía- estaba también presente a través de notas y mensajes de paz. Igualmente el CSIC ha constatado la presencia de otras religiones.

Una gran parte de los mensajes tenían “carga política”, nombrando a los políticos, aunque no ha sido cuantificada durante la presentación. Será ahora, cuando pase a manos de la Fundación de los ferrocarriles españoles, cuando los investigadores que lo soliciten puedan buscar, catalogar y jerarquizar nuevas perspectivas.

No son, sin embargo, el contenido mayoritario. Los mensajes de fuerte peso ideológico se produjeron durante los primeros días. Al CSIC le fueron entregados los documentos acumulados durante semanas en las estaciones y por tanto no se han podido catalogar por las fechas en que fueron escritos o colocados en los altares. Los mensajes en los que se mencionaba a Aznar, se criticaba a ETA o se exigía la verdad, quedan sepultados por decenas de mensajes de paz y futuro.

Los altares se colocaron espontáneamente
en las estaciones afectadas

Modelos parecidos de toma de las calles por la ciudadanía se documentaron, -explica el CSIC- tras el asesinato del presidente estadounidense Abraham Lincoln, en 1865.

El carácter local de la respuesta, a juicio de los investigadores, es uno de los elementos más diferenciadores de la reacción ante el 11 M.

Así lo explica Sánchez-Carretero: ??Los estudios sobre la respuesta en Nueva York  -tras el 11S- revelan una marcada presencia de mensajes patrióticos y de unidad en torno al Estado basada en el miedo al terrorismo y al enemigo común.

 


Investigadoras del CSIC en el archivo 

En cambio, en Madrid los mensajes eran mayoritariamente positivos, pidiendo paz y la construcción de un mundo mejor. La unidad del duelo se articuló en torno a la ciudad y, fundamentalmente, en torno a los trenes. No en vano, una de las consignas más repetidas fue Todos íbamos en ese tren?. El material será cedido ahora a la Fundación de los ferrocarriles españoles.

 

En gran parte de los casos las
manifestaciones de duelo eran religiosas

Según Paloma Díaz Mas,-investigadora del CSIC- los textos en su conjunto componen un ??tratado colectivo de moral? en el que, como ya indicaron las conclusiones de sus compañeros, los elementos negativos son muy escasos. Las palabras más repetidas: recordar y paz  .


Interior del monumento a las víctimas en Atocha

Print Friendly, PDF & Email