Varios medios extranjeros analizan la escisión de VOX y los desaires de históricos del partido como Jaime Mayor Oreja, María San Gil o el propio Aznar como una rebelión del ala más conservadora del Partido Popular. Destacan que es la mayor amenaza política para Rajoy y el diario estadounidense CSM incluso compara el fenómeno con el Tea Party americano. (NOTICIA ACTUALIZADA ABAJO)

El Christian Science Monitor ve la escisión de VOX, como el “propio Tea Party” del PP y un seria amenaza política. La crónica de Andrés Cala afirma: “A mitad de su mandato, a sólo meses del próximo examen electoral, el gobierno español está luchando por contener la más seria amenaza política hasta la fecha, y que viene de dentro. El Primer Ministro Rajoy se debate entre aplacar a la inquiera facción conservadora de su Partido Popular y virar al centro-derecha, donde se encuentra la mayoría del partido. Esa división fue evidente durante la convención anual del PP.”

El texto recoge las ausencias de Mayor Oreja y Aznar y apunta:” Los desaires se producen menos de un mes después de la primera fisura real en el PP, cuando un pequeño grupo que representa a la extrema derecha dentro del partido se dividió para formar su propio partido, Vox. Mientras que el nuevo partido es demasiado radical para atraer a la mayoría de los votantes del PP, es la primera vez desde 1989 que el conservador PP no está unido bajo un mismo techo.”

O Globo apunta que las divisiones se adueñan del PP y golpean a Rajoy. El texto de Martín Rodríguez Yebra afirma: “La política española tuvo una lógica infalible los últimos 20 años: del centro a la extrema derecha todo era del Partido Popular (PP). Pero en la mitad de su mandato, después de dos años de gestionar la crisis económica y de enfrentar un grave escándalo de corrupción, el presidente Mariano Rajoy sufre por primera vez la amenaza de la división ideológica en su partido; una convulsión en ciernes que enciende alarmas de cara al futuro electoral.

 

Las tensiones se acumularon en las últimas semanas. Primero fue el lanzamiento de Vox, un frente de la derecha más dura, liderado por José Antonio Ortega Lara, emblemática figura del PP que fue víctima de un horrendo secuestro de ETA. El ala más inclinada a la derecha acusa a Rajoy de actuar con mano blanda ante el desafío independentista catalán y ante el proceso de final de ETA, además de discutirle su política económica. El centro también cruje. El gobierno intentó contentar a los sectores más conservadores con su proyecto de ley antiabortista, pero le estalló una rebelión de algunos de sus caudillos regionales.”

ACTUALIZACIÓN:

The Economist se pregunta “¿Un nuevo Partido Té en España?” y advierte que al girar a la derecha, Rajoy corre el riesgo de perder el centro. El texto plantea: “¿Por qué se complica las cosas Rajoy, proponiendo un proyecto de ley para restringir fuertemente el aborto, una idea a la que se opone la amplia mayoría de españoles? A cuatro de cada cinco españoles no les gusta la propuesta. Incluso la mayoría de votantes del PP la consideran innecesaria.Puede que la ley del aborto guste a medio millón de votantes conservadores acérrimos, pero le costará votos del centro que es donde se ganan las elecciones, y el arrogante partido Unión para el Progreso y la Democracia está creciendo deprisa.

 

Un partido que ocupa la mayor parte del espectro de centro derecha es proclive a tener conflictos internos. Los críticos más ruidosos de Rajoy son los conservadores sociales y la gente de derechas.Los críticos más ruidosos de Rajoy son los conservadores sociales y la gente de derechas que considera la subida de impuestos como una traición. El recién creado Vox es una especie de Tea Party a la española respaldado por descontentos del PP que piensan que Rajoy se ha vuelto demasiado blando y ha traicionado los principios económicos liberales del partido.”

(Esta noticia está incluida en el resumen de prensa internacional de radiocable.com)

Print Friendly, PDF & Email