BLOG

Fernando Berlín, el autor de este blog, es director de radiocable.com y participa en diversos medios de comunicación españoles.¿Quien soy?english edition.

¿Preferimos salir antes de la crisis o apoyar a los más desfavorecidos, a los que tienen verdaderas dificultades y poca red social, y salir algo después?

4.010.700. El dato del Paro que hemos conocido hoy es altísimo y una pésima noticia para miles de familias cuya angustia crece. Según Fernández de la Vega no hay que hacer vaticinios apocalípticos pues la crisis “está en su peor momento” Y Salgado ha añadido que “no llegaremos a los cinco millones de parados”. Lo veremos: también Corbacho había dicho que no íbamos a llegar a los cuatro millones y hoy lo hemos rebasado.

Mucho me temo que el invierno va a ser frio. Los augurios de los expertos son muy pesimistas, sin matices. Esto no ha acabado. La cuestión, sin embargo, como defendí en 59 segundos el miércoles es decidir qué preferimos.  Las medidas que un gobierno europeo puede poner en marcha son mínimas. ¿Preferimos salir antes de la crisis o apoyar a los más desfavorecidos, a los que tienen verdaderas dificultades y poca red social, y salir algo después? Yo lo tengo clarísimo: más protección.

Además, es cierto es lo que ha apuntado Salgado cuando ha afirmado que el número de parados demuestra que en España “no es caro despedir”, a pesar de lo que dicen algunos  liberales cuando exigen flexibilizar aún más el mercado. Es curioso ¿no? quienes piden esas medidas son siempre quienes más dinero tienen, quienes más poder concentran.

El dato del paro, en todo caso, corresponde a los 3 primeros meses del año, que son los peores y si observamos las cifras de abril se ve un repunte debido entre otras cosas a las obras que han generado las medidas del Plan E. Hemos conocido, además, noticias muy positivas como el de la Fábrica de Martorell y el Q3.

El PP insiste en que en la crisis de principios de los años 90 no se llegó a 4 millones de parados, pero como el gobierno ha aclarado, entonces,  la población activa en España era sólo de 12 millones de personas.

En definitiva, la noticia es mala, malísima, lo que demuestra que hay que seguir protegiendo a los débiles. A más crisis, más protección.

Print Friendly, PDF & Email
2 Replica a este post
  1. La pregunta me parece abusurda porque lo que hay que hacer es tan simple como gastar bien lo que hay.

    Política social: más y mejor, pero para proteger sobre todo a la gente que siempre ha pagado impuestos y ahora se ve en una situación que no merece o, por supuesto, a la gente con cualquier situación de dependencia, personal o en la familia.

    Pero…, revisión de lo que se da a familias en sempiterna situación de exclusión, ya que hay mucha picaresca, muchísima y todos conocemos casos.

    Y mucho más importante: gastar en sanidad, en educación y en política social. PUNTO.

    ¿Alguien le ha dedicado un ratito a mirar la escandalosa cuantia de algunas partidas que se gastan en cultura y otros ministerios? Miles de partidas cada una con miles, decenas de miles o cientos de miles, incluso, euros, mal utilizados y penosamente gestionados por gente mal preparada.

    No hay que bajar ni que subir los impuestos, pero hay que redistribuir el uso que se hace del dinero que ya hay. Me parece urgentísmo.

    Gestión, gestiçón o más gestion, antes que pregntas vacía como la que da comienzo a este post, en la que se te pide un posicionamiento seudo-moral, o seudo-ideológico. Después, ya no hay que pensar más. Ya somos de izquierdas, ¿qué mas queréis?, ya somos de derechas, ¿es qué no se nota?

  2. Uy… lo de los “liberales” es mucho mejor aún… la mayoría de aquellos de nuestros políticos que vocean que la solución está en reducir al gasto público y preconizan el “adelgazamiento” del Estado son ¡¡¡sorpresa liberal!!! FUNCIONARIOS. Como el gran Jose María Aznar o la Hidro-Lideresísima Esperanza Aguirre… La pregunta es ¿y siendo liberales como es que, en lugar que arriesgados emprendedores o productivérrimos empleados por cuenta ajena, se hicieron funcionarios (esos parásitos que sólo suponen gasto para el contribuyente)?¿Sería para destruir el funcionariado desde dentro?¿o porque es lo que siempre se les inculcó a nuestros “jóvenes bien”?
    Que cosas, oiga…