Hoy en La Cafetera hemos utilizado el hastag #LaCafateraPlurinacional para hablar de las secuelas del 39 Congreso del PSOE y las declaraciones de Pedro Sánchez con respecto a la defensa de la plurinacionalidad española, como  su proyecto para buscar el encaje de los independentistas catalanes en el marco español. La reacción del resto de partidos no se ha hecho esperar.

El diputado popular, Pablo Casado, ha hecho unas declaraciones especialmente duras hacia el PSOE, acusándolo de reaccionar a su fracaso estrepitoso en las últimas elecciones y rechazando que “juegue con la ambigüedad en pleno desafío secesionista, es que no se entendería en ningún país del mundo, que un partido que aspira a ser mayoritario, que ha gobernado España, que tiene cien años de historia, esté coqueteando con sistemas propios de repúblicas bananeras”.

Escucha”#LaCafeteraPlurinacional” en Spreaker.

Inés Arrimadas, de Ciudadanos, también acusa al PSOE de acercarse al desafío secesionista. “Los españoles no tienen la culpa de los bandazos y las contradicciones del partido socialista. Para gobernar España, lo primero que hay que tener es una idea clara del país y un proyecto de futuro para todos los españoles y está claro que el partido socialista no lo ha tenido y no lo va a tener”.

Por su parte, Pablo Echenique, de Podemos, celebra que Pedro Sánchez se acerque a la realidad de la situación de Cataluña, aunque se quejó de que todo el país está a la espera de “que esos primera pasos que está dando el PSOE de Pedro Sánchez se concreten en hechos”.

De lo que se ha hablado es, de que realmente el Partido Popular no está sentándose a negociar con Puigdemont medidas políticas que puedan ser alternativas al referéndum y busque un encaje mejor de Cataluña en el Estado. La única oferta que llevan semanas repitiendo dirigentes populares como Soraya Sáez de Santamaría o Xavier García Albiol, es la invitación al presidente de la Generalitat Catalana a presentar su proyecto de referéndum en el Congreso de los Diputados para luego someterlo a una votación y que sufra una amplia derrota en el parlamento español.

También se ha tratado el juicio a la Gürtel en el que hoy declaran como testigos cuatro ex ministros del Gobierno de José María Aznar: Javier Arenas, Ángel Acebes, Rodrigo Rato y Jaime Mayor Oreja. Ayer lo hizo Francisco Álvarez Cascos del que se ha escuchado en el programa un fragmento de su declaración en el que afirmó que: en los cuatro años que fui vicepresidente no tenía muchas competencias en materia de contratación pero jamás recibí ninguna llamada o indicación relacionada con adjudicaciones o concursos”.

En la conversación, en la que han participado algunos de los oyentes, se ha hablado de la presión política que pudo ejercer José maría Aznar sobre el Gobierno de Mariano Rajoy para que los casos de corrupción no le salpicaran lo más mínimo. Y se ha recordado cómo el ex presidente Aznar se mudó del Palacio de la Moncloa 10.000 botellas de vino que le habían regalado en sus años de presidente o el suelo de una pista de pádel que le regaló Plácido Domingo.

A la declaración de estos cinco ministros tenemos que sumar la de la ex ministra de Cultura de Aznar, Esperanza Aguirre, que lo hizo el pasado 20 de abril; y la del que fuera vicepresidente de su gobierno y hoy es presidente, Mariano Rajoy, que lo hará el próximo 26 de julio, algo que ha recibido algunas críticas porque se trata de una fecha en la que el impacto de su declaración ante la opinión pública será menor que si ocurriera en estos días.

Finalmente se ha hablado del incendio de Portugal, donde han fallecido ya 64 personas y pueden ser más todavía. El Gobierno de España no toma medidas contra el cambio climático y se presenta como una ola de calor un fenómeno que parece estructural. Si las instituciones no toman conciencia y toman medidas paliativas, el cambio en el clima va a generar muchas dificultades. Los incendios se multiplican en número y extensión con las condiciones climatológicas, la plantación de especie de árboles pirofitas que son grandes conductores del fuego.