“He sido testigo y mis fotos son mi testimonio” esta es la declaración de principios del que quizá sea el fotoperiodista más famoso del siglo XXI. Las imágenes de James Nachtwey han servido para denunciar las injusticias en todo el mundo, ya fueran guerras, enfermedades o abusos. Hace un año contó que se había embarcado en un nuevo proyecto de denuncia global de un problema gravísimo que estaba pasando desapercibido. El pasado 3 de octubre lo presentó a la vez en una campaña multimedia en 50 ciudades de siete continente.

Imagen de previsualización de YouTube

Nachtwey ha pasado los últimos 18 meses retratando una enfermedad antigua pero que ha renacido con un preocupante vigor: la tuberculosis resistente a las drogas, llamada XDRTB, por sus siglas en ingles.

Imagen de previsualización de YouTube

Las fotografías se proyectaron en edificios y locales en Los Angeles, Londres, Nueva York, Hong Kong, Sydney, Toronto, Sudafrica, Rio de Janeiro, Estambul, Seoul, Amsterdam, Milan, Zurich y en la base británica de investigación en la Antartida.

James Nachtwey quiere demostrar el poder de la fotografía de prensa en la era digital para llamar la atención y aumentar el interés por un problema de salud que podría terminar convirtiéndose en una auténtica pandemia global.