Según denunció Askatasuna, “tres jóvenes que compartían piso” en San Sebastián descubrieron un objeto que sobresalía varios centímetros en el suelo, bajó su sofá. Allí además, había un orificio practicado desde el piso de abajo. 

Los ocupantes, que estaban limpiando el piso, tiraron del objeto y “descubrieron un cable de unos dos metros”, según afirmó Gara, que posteriormente expertos en informática y electrónica describieron como un cable de audio, “al parecer conectado con alguna instalación del piso inferior”.


imágen publicada por gara en la noticia

Se da la circunstancia de que uno de ellos es Aritz Saez, un ex preso de ETA, que había denunciado malos tratos de la Guardia Civil en un control de carretera meses antes. Saez había estado preso por colaboración con banda armada.

Tras hallar el micrófono, el portavoz de Askatasuna Juan Mari Olano, convocó una rueda de prensa con las tres personas de la vivienda y afirmó en San Sebastián que habían presentado una denuncia en un juzgado de la capital guipuzcoana, y solicitado que una comisión judicial inspeccione el piso. El portavoz afirmó que estaba convencido de que detrás estaban “los servicios de Inteligencia del Estado Español”

Print Friendly, PDF & Email