La casa de Luke Skywalker en Tatooine, la aldea “hobbit” de “El Señor de los Anillos”, el País de Nunca Jamás o el Cementerio de los libros olvidados son destinos imaginados en la literatura o el cine. En teoría no pueden visitarse, pero un artitulo de El País traza  una ruta que mezcla realidad y ficción para concer algunos de estos “destinos que no existen”.

Matamata
(Foto: Flickr/c@rljones)

Han recopilado 10 localizaciones que permiten sentir algo de la magia de los lugares imaginarios. En algunos casos son los escenarios naturales o construídos para rodar allí secuencias de las películas. Asi por ejemplo en Matamata, un pueblo rural de la región de Waikato, al norte de Nueva Zelanda, fue donde Peter Jackson creó Hobbiton, la aldea de los Hobbits. Después de la filmación de la película, se han conservado los agujeros donde vivían estos seres y se pueden visitar.

También se sabe que aldeas de Túnez como El Haddej o Marmata con su cráteres de relieves calcáreos y arcillosos, inspiraron a George Lucas para crear Tatooine. Hay un cañon de Sidi Bouhlel y una zona berebere que permiten sentir casi como si viajaras a la Guerra de la Galaxias.

La aldea de Tatooine
(Foto: Flickr/Elisardo)

El Cementerio de los Libros Olvidados que imaginó Carlos Ruiz Zafón en “La sombra del viento” no tiene aun escenificación física, pero en Barcelona sí que existe una ruta cultural que permite visitar algunos de los escenarios reales por los que transcurre la novela.

Y aunque Matt Groening y sus colaboradores mantienen en el misterio si el famoso pueblo de Springfield  de la serie Los Simpsons existe en la realidad, hay grupos que rastrean las pistas de los capítulos para tratar de dar con él. En EEUU hay más de 36 ciudades llamadas Springfield,y han seleccionado las 16 que más podrían parecerse al verdadero hogar de los Simpsons.

Imagen de previsualización de YouTube

Además hay lugares que tienen relación con el País de Nunca Jamás, Oz, la Altantida o la Gotham City de Batman.

Print Friendly, PDF & Email