“Hartos de sentirse impotentes frente a la crisis económica, -escribe Ashifa Kassam en Deusche Welle-,  un colectivo de activistas en España ha inventado la estrategia de los flamenco flash mobs en los bancos, como forma de protesta y para poner el dedo en la llaga de la sociedad española”.

 


(Foto: flickr/Semana Lucha Social Sevilla)

 

“La cola es larga esta mañana en una sucursal de un banco en el sur de España. Una señora mayor se encuentra en la parte de delante, suspirando y abanicándose con un folleto sobre las cuentas de ahorro. Detrás de ella, una madre y su hija discuten sobre lo que tienen hoy para comer. De repente, un hombre corpulento, que está en la parte posterior comienza a cantar: para mantenerme, he tenido que alquilar mi loro, hasta he tenido que vender mi casa“.

“A su lado, una mujer, vestida de negro de los pies a la cabeza y con unas enormes gafas oscuras, da palmas a medida que avanza en un espacio vacío. Segundos más tarde, rompe a bailar flamenco, perfectamente sincronizada con el ritmo de la  canción. Pronto otros siete bailarines se unen, y taconean sobre el suelo de mármol, llenando el banco con ese peculiar sonido. Bienvenidos a una de las originales maneras en que los españoles están expresando sus frustraciones con la crisis económica: el flamenco flash mob”.

Leer artículo completo en Deutsche Welle

 

Print Friendly, PDF & Email