Diane Cambon, corresponsal del diario francés Le Figaro, escribe un artículo sobre las denuncias de espionaje político en el seno del Gobierno de Esperanza Aguirre en Madrid.

En él asegura que “este caso de espionaje revela una vez más las guerras internas en el seno de un partido que ya no marcha unido desde la salida de Jose María Aznar”.

Ahora, en radiocable.com, Diane Cambon explica además que considera que la reacción de los responsables del gobierno madrileño está siendo muy rara y recuerda que en Francia una denuncia similar le costó el puesto y la carrera al primer ministro Dominique de Villepin.

Diane Cambon

Diane Cambon se hace eco de las denuncias de Aguirre y su afirmación de que “todo es falso”, pero considera que si el propio PP ha abierto una investigación, es porque no lo consideran una mentira. La periodista no cree en todo caso que se trate de un “montaje de la izquierda”. Además, destaca que el gobierno autonómico ha reaccionado con “una actitud muy extraña”. Cambon cree que si actuaran rápido, investigando y poniendo el acento en la honestidad podrían salir con bien de la situación.

La corresponsal recuerda que en Francia hubo también acusaciones de espionaje político en el seno de la derecha gala. Fue el caso Clearstream, en el que se implicó a Dominique de Villepin y se le acusó incluso de controlar las cuentas de su entonces rival Nicolas Sarkozy. Se considera que aquel escándalo acabó con las posibilidades de Villepin de acceder a la presidencia y Cambon explica que “después de eso desapareció de la política”.

Si le ha interesado este artículo también le puede interesar: ??Trama de espionaje en la derecha española?, dice la prensa extranjera