Un editorial de Liberation retoma la polémica por los sucesos de El Aaiún, criticando la versión dada por la prensa española y el PP, pero alabando “la actitud comedida” del PSOE. Y destacan en particular la reacción y palabras del presidente José Luis Rodriguez Zapatero al que califican de “hombre de Estado, responsable y digno de respeto”. Otro diario, Al Masae, destaca que el presidente español ha tomado la “postura adecuada”.

Zapatero con el Rey Mohamed VI
(Foto: Flickr/actualidadpolitica)

El texto está firmado por Mohamed Benarbia y destaca que “Zapatero ha calificado los hechos, con toda la razón, de ??graves acontecimientos?? y nadie podría discutir esta afirmación. Fueron grave no solo ??gracias?? las bandas organizadas, constituidas por esbirros y asalariados del Polisario y forzosamente de Argel que han perpetrado los crimenes más odiosos, pero también ??gracias?? a nuestros pobres ??colegas?? españoles que han utilizado sin ningún verguenza la desinformación, la mentira y la manipulación?

Se hace extensiva la crítica a la oposición “que se ha dejado ir en un maquiavelismo de gama baja, porque el fin debía justificar a los medios, no importa cuan viles y abjectos fuera. ¿Lo esencial no era  buscar como desacreditar al PSOE?”

Relatan la sesión en el Congreso “ante una horda de diputados exaltados, la ministra de Asuntos Exteriores Trinidad Jiménez tuvo que aconsejar prudencia, sobre todo teniendo en cuenta que ??los datos?? que tanto revuelo había ocasionado no estaban ??ni constatados ni confirmados?? por instancias u organismos internacionales fiables e independientes?”.Y recogen las acusaciones del PP al gobierno socialista de haber sacrificado los derechos humanos a favor de las razones de Estado.

Finalmente Liberation “recuerda” que los populares tienen entre sus filas al “primer ministro más impopular de la democracia” (José María Aznar) y en contraposición hablan de Zapatero como “un hombre de Estado, responsable y digno de respeto, habla del destino común entre su país y Marruecos y de cómo los dos deben colaborar de la manera más serena, en la lucha contra el terrorismo, el tráfico de drogas, la inmigración clandestina? entre otros asuntos, claro está. No se trata de razones de Estado, sino de la RAZ?N, simplemente”.

Por su parte el diario Al Masae critica primero a la prensa española: “el tono se ha elevado en estos medios que han mostrado su verdadero rostro hacia la postura de Marruecos, que actuaron sin profesionalidad y asestando la mayor bofetada a la comunicación en España desde que ésta entró a la era democrática”. Y luego considera que “el Presidente del gobierno se ha visto en la obligación de escoger la postura adecuada en medio de una campaña contra un país modelo de estabilidad en la cuenca del Mediterráneo. La postura de Zapatero refuerza la posición de Marruecos ante la mirada del mundo entero tras estar seguro de haber jugado al juego de la verdad y haber ganado.”

Pero en un ejercicio de autocrítica consideran que “la postura del Presidente del Gobierno español muestra que Marruecos debe realizar grandes esfuerzos para la comunicación con este país, y cubrir el vacío que aprovechan individuos del Polisario y agentes argelinos para hacer propaganda de sus monótonas tesis. En vez de que Marruecos permanezca inmóvil recibiendo los golpes mediáticos, debe tomar la iniciativa y sacar lecciones de los sucesos de El Aiún.”