“Son muy, muy buenos”. Con estas palabras respondía Sir John Sawers, jefe del servicio de inteligencia exterior de Reino Unido entre 2009 y 2014, a un comentario en la BBC donde se cuestionó el espionaje español como un “desastre”. El intercambio tuvo lugar en un debate sobre el Brexit que analizaba el impacto que podría tener para Reino Unido su salida de la UE en cuanto a seguridad nacional. Pero Sawers ha expresado elogios al CNI español también en otros medios.

Sede del MI6 en Vauxhall (Foto: Flickr/Fsse8info)

En la BBC y en artículos de prensa, el ex director del MI6, que ahora se denomina SIS (Secret Inteligence Service), se ha mostrado como un rotundo partidario de que su país siga en la Unión Europea porque considera que la agilidad y rapidez con la que los servicios de inteligencia de los países miembros se intercambian información, aumentan la seguridad del continente, Reino Unido incluido. Y utilizó al CNI español o a la inteligencia francesa como argumentos para justificar su tesis.

Sawers ha detallado aún más sus elogios al espionaje español para un artículo de El País que firma John Carlin. Dice del CNI que es uno de los servicios de inteligencia más “admirables” de Europa y califica a su director, Fálix Sanz de “funcionario ejemplar”. Recalca que los agentes españoles han ayudado a los del Reino Unido ante numerosas amenazas, sobre todo del terrorismo islámico, pero cita en concreto la ayuda de “manera activa” que prestaron para garantizar la seguridad los Juegos Olímpicos de Londres en 2012.