En vez de tener multiples cámaras de seguridad en las habitaciones e interior de una casa, por qué no tener un dron-robotico autopilotado que la “patrulla” por el aire. Esa es la idea de base sobre la que partió la compañía Aevena para desarrollar su último gadget llamado precisamente “Aire” y que ofrece un nuevo concepto de seguridad. El dron tiene cámara de 360º y sensores detectores de obstáculos que le permiten moverse sobrevolando en el interior de una casa de forma segura, tanto si están sus dueños, como sobre todo si no están.

Está pensado como sistema de seguridad alternativo, ya está programado para emprender el vuelo si detecta algún ruido o movimiento, o si tiene que hacer su ronda de comprobación. Puede capturar imágenes en 360º y, si descubre cualquier anomalía, envía al usuario una notificación al móvil, acompañada de fotografías o vídeos. Tiene además visión nocturna.

Aevena afirma que el diseño de Aire ha tenido en cuenta además que sea seguro para los ocupantes de la casa, si vuelva mientras están en ella, y lo suficientemente silencioso para no molestar. El dron aterriza y despega solo y puede recargarse solo. Algo bastante importante, ya que solo puede volar 8 minutos con cada carga. Para su desarrollo se lanzo en 2017 un Kickstarter que superó la meta inicial de recaudación de 50.000 dólares, aunque luego fue cancelado. En la página de Facebook del proyecto, indican que el robot se puede adquirir por 699 dólares.

Print Friendly, PDF & Email