En su búsqueda de la independencia de España hay ecos del Brexit y de sus defensores en Cataluña. Es lo que asegura el prestigioso semanario británico en un artículo en el que repasa la situación del desafío secesionista catalán de cara a 2017. Apunta que la confrontación con Madrid parece “inevitable” y que ha resultado provechosa políticamente para ambos bandos. Pero afirma que en sus argumentos en favor de la secesión, los catalanes, a pesar de sentirse europeístas ejemplares, se están pareciendo mucho a los “Brexiteers”, los partidarios británicos de la salida de la UE. Aunque advierte de que en una región “plagada” de paro y corrupción, “puede que no ganen”.

The Economist señala que 2017 está señalado como el año en el que los líderes catalanes han prometido que habrá un referéndum secesionista vinculante y el gobierno de Madrid lo rechaza, por lo que ve “inevitable” la confrontación y un desafío constitucional “sin precedentes” para España. Señala que la sociedad catalana sigue dividida respecto de la independencia, sin los números que permitirían avanzar hacia la secesión, pero siendo suficientes para hace mucho ruido. Y señala que el enfrentamiento ha sido “provechoso políticamente” tanto para los nacionalistas catalanes -que “siguen gobernando pese a los recortes y las revelaciones de corrupción”, apunta- como para Rajoy y el PP, que “no han hecho nada” para responder a los agravios contra Cataluña pero cuya defensa de la unidad territorial le ha dado popularidad.

El texto resalta que el gobierno ha puesto a hora la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría al frente de la cuestión para buscar una solución al desafío. Aunque advierte de que el asunto más espinoso será el referéndum que los independentistas tienen como prioridad. Pero afirma que en estos momentos no puede contemplarse ningún plebiscito con ecuanimidad. Sostiene que aunque los catalanes se consideran europeístas ejemplares, “hay muchos ecos del Brexit” y de los argumentos de sus defensores en la región. Señala en concreto las acusaciones “a Madrid en vez de Bruselas de robar el dinero catalán” y los argumentos de que la independencia será “fácil y rápida”. Pero advierte que tiene más difícil ganar.

The Economist es un semanario británico que se publica desde 1843 y considerado un referente en el  análisis de las relaciones internacionales y la economía. Su opinión influye en la imagen exterior de los países, en los inversores internacionales y marca la agenda de otros medios de comunicación. Desde agosto de 2015 ha dejado de pertencer a Pearson y ahora Exor, compañía de la famila italiana Agnelli dueña de Fiat, controla el 43,4%. La familia Rothschild posee el 25% de las acciones. El resto se reparte entreo otras destacadas familias británicas y empleados y ex trabajadores de la revista. Su linea editorial es neoliberal tanto a nivel económico -a favor del libre mercado, la globalización y la libre inmigración- como en temas sociales -han apoyado el matrimonio gay, la legalización de las drogas o el control de armas-. Y politicamente han respaldado tanto a candidatos conservadores como de izquierdas. Sus artículos no van firmados. Su circulación en 2014 superaba los 1,5 millones ejemplares.  

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio referido.