El prestigioso semanario británico enfatiza que el coste de los inmuebles en España ha caído más de un 30%desde 2007, pero considera que sigue estando sobrevalorado. Y en su artículo titulado “Global housing markets: Property puzzles” incluso le pone cifra: un 8% en función de los ingresos de los ciudadanos y un 18% según la relación entre el importe de venta de los inmuebles y el precio de los alquileres. The Economist lleva años denunciando que los precios en España están inflados y en otros gráficos muestra como España tuvo, en el punto álgido de la burbuja, entre 2007 y 2008, los precios más altos de los 26 países que analiza y sigue por encima de la media.

The Economist ha analizado la “salud” de los mercados inmobiliarios de 26 países del mundo y destaca que los precios han subido en 19 de ellos. No en España, donde cifra el descenso el año pasado en un -0,2% y un -31,3% desde 2008. Pero pese a todo sigue considerando que los precios estándo inflados.  Un 8% si se comparan con con los ingresos netos de los ciudadanos, y un 18% si se tiene en cuenta la relación entre el importe de venta de los inmuebles y el precio de los alquileres.

Y además llama la atención sobre otra circunstancia a tener en cuenta sobre España y su mercado inmobiliario: la pérdida de población. Destaca que si en los años previos a la crisis, el padrón registraba unos 800.000 nuevos habitantes anuales, el año pasado se perdieron 200.000.

En otros artículo, titulado: “Global house prices: Location, location, location” analiza hasta qué punto los precios de un mercado están en niveles sostenibles en función de si el  ciudadano medio del país se puede permitir la compra con los ingresos después de impuestos y en comparación con los alquileres. El gráfico que acompaña al texto permite comprobar la evolución de los precios desde el año 2000. La curva de España ilustra a la perfección la burbuja vivida. Y exceptuando a Australia y Hong Kong, que viven actualmente un boom explosivo, ningún país llegó a los niveles que alcanzó España en 2007.

The Economist es un semanario británico que se publica desde 1843 y considerado un referente en el  análisis de las relaciones internacionales y la economía. Su opinión influye en la imagen exterior de los países, en los inversores internacionales y marca la agenda de otros medios de comunicación. Pertenece  en un 50% al grupo Pearson -que también edita el Financial Times- mientras que el resto está en manos de accionistas independientes -incluyendo a miembros del staff- y la familia Rothschild. Su linea editorial es neoliberal tanto a nivel económico -a favor del libre mercado, la globalización y la libre inmigración- como en temas sociales -han apoyado el matrimonio gay, la legalización de las drogas o el control de armas-. Y politicamente han respaldado tanto a candidatos conservadores como de izquierdas. Sus artículos no van firmados. Su circulación en 2012 fue de 1.574.803 ejemplares.

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio mencionado.