El semanario británico analiza las primeras consecuencias del “corte de mangas” del presidente español a Bruselas. Ironizan diciendo que: “Es su país y gasta si quiere”.  Pero explican de aunque su decisión sobre el deficit puede volver a poner a la eurozona “al borde del precipicio”, por ahora no ha habido ni castigo de los mercados, ni reprimendas de Bruselas.

Rajoy en la UE
(Foto: Flickr/Crashmedia)

The Economist asegura: “Mariano Rajoy es un revolucionario inverosímil. El nuevo presidente del gobierno español de centro derecha siempre habló como el típico halcón europeo de la austeridad. El 2 de marzo, sin embargo, se rebeló. Hace unas pocas semanas, tal acto de desafío hubiese podido desatar un alboroto en los mercados y severas reprimendas de Bruselas.

Aún puede hacer que la eurozona regrese al borde del precipicio y la Comisión Europea ha amenazado con represalias, pero, por el momento, Rajoy se ha salido con la suya. La rentabilidad de los bonos a diez años españoles sigue siendo inferior a la que se mantuvo durante la mayor parte del pasado año (aunque fue superada otra vez por la italiana). A pesar de las quejas entre dientes en Bruselas y otros lugares, no ha habido presiones alemanas.”

También resaltan: Rajoy se autoconsidera más pragmático que rebelde, pero el IVA en España es del 18%, bajo para los estándares de la UE. ¿Cuánto tiempo pasará antes de que alguien grite que es injusto? Y si incumple su propio objetivo de déficit, su reputación quedará hecha añicos.”

[Leer el artículo completo en The Economist]

Print Friendly, PDF & Email