El semanario británico analiza en un editorial el rescate español y sentencia que es “insuficiente”. Sostiene que para salvar el euro es imprescindible “algún tipo de mutualización de la deuda y avances hacia la unión bancaria”. Y por ello ve a la falta de compromiso con esta idea de Alemania y sus socios como la gran fuente de incertidumbre sobre el futuro del euro.


(Foto: Flickr/Alfmelin)

The Economist asegura: “Incluso para los estándares de los rescates de la eurozona, que son celebrados con aplausos para luego quedarse rápidamente en agua de borrajas, el rescate de los bancos españoles anunciado el 9 de junio fue una decepción. El alivio en los mercados duró sólo horas. Consideran que el paquete tiene algunos puntos positivos, pero “no funcionará”.

El editorial apunta que “la verdadera fuente de incertidumbre sobre el futuro del euro no es lo que sucede en esos países, sino que Alemania y sus socios europeos no se comprometan con el nivel de integración necesario para mantener unida la moneda. Este medio lleva tiempo aduciendo que los rescates país por país no serán suficientes. Se precisarán reformas sistémicas, incluyendo algún tipo de mutualización de la deuda y avances hacia la unión bancaria, con una supervisión y una responsabilidad sobre los bancos de toda la eurozona.”

Consideran que “el rescate bancario español pudo haber sido un anticipo de esa solución. Con una inyección directa de sus fondos en los bancos españoles, los rescatadores europeos hubiesen podido dar los primeros pasos hacia la unión bancaria. En su lugar, eligieron una versión ligeramente mejorada del viejo enfoque. Es una tirita, no una cura.”

[Leer el articulo completo en The Economist]