BLOG

Fernando Berlín, el autor de este blog, es director de radiocable.com y participa en diversos medios de comunicación españoles.¿Quien soy?english edition.

 Marc Bassets, corresponsal de La Vanguardia en Washington:

“El presidente Obama quiere recuperar la nation building, pero no para regiones turbulentas sino para Estados Unidos. La idea es que las fallidas invasiones de Afganistán e Iraq han distraído a la superpotencia mientras el resto del mundo, con la ascendente China a la cabeza, no esperaba.

Mientras China, e incluso Europa, desarrollaban trenes de velocidad, energías alternativas, e infraestructuras modernas, Estados Unidos se resignaba a tener trenes, carreteras y puentes anticuados, o a ver cómo quedaba rezagada en rankings educativos y cómo viejas capitales industriales del rust belt, el cinturón del óxido, caían en el abandono. En la última década Detroit, donde a principios del siglo XX se fraguó la revolución del automóvil, ha perdido uno de cada cuatro habitantes. El centro es un paisaje ruinoso, deshabitado.

“No tiene ningún sentido que China tenga un sistema de trenes mejor que el nuestro, ni que Singapur tenga mejores aeropuertos que nosotros. Y acabamos de saber que ahora China tiene la supercomputadora más rápida de la tierra. Eso éramos nosotros”, dijo el presidente Obama en noviembre del 2010.

El periodista Thomas Friedman y el politólogo Michael Mandelbaum han usado esta frase ??”Eso éramos nosotros”?? para titular un ensayo que acaba de publicarse y que sintetiza el espíritu de la época, una mezcla de fatiga bélica y pesimismo sobre la capacidad de EE.UU. para mantenerse como superpotencia mundial.

“Hemos visto algo que representa una amenaza mayor a nuestra seguridad nacional y a nuestro bienestar que Al Qaeda”, escriben Friedman y Mandelbaum. “Hemos visto un país con un potencial enorme cayendo en el deterioro, en el desorden político, en una inquietud palpable sobre su actual condición y sus perspectivas futuras”.

El artículo “EE.UU. entra en una nueva era en la que el enemigo es el paro, no Al Qaeda”, muy recomendable.