La escribió Johan Pachelbel, un compositor barroco que le debe su fama, para tres violines y un bajo en torno a 1680. Y desde entonces esta pieza barroca se ha convertido en un clásico universal… muy dado a las “reinterpretaciones”. Wikipedia dice de ella que probablemente sea la pieza que mas variaciones y versiones tiene de la historia de la música. Internet está contribuyendo a agrandar, si cabe aun más esta fama, y hay miles de interpretaciones.

En la red se puede empezar por comprobar como suena la versión original y luego pasarse a algunas de sus variaciones más radicales. Como el célebre monólogo de Rob Paravonian que muestra, con mucho sentido del humor, hasta qué punto esas notas han influído a incontables composiciones posteriores.

Imagen de previsualización de YouTube

Pero además el blog Curioso pero inutil ha descubierto otras dos “joyas”. Una es la versión más rockera del canon. Bajo el lema ??Desafío Pachelbel?, 40 guitarristas electricos se prestaron a tocar la pieza, para luego remezclar este video.

Imagen de previsualización de YouTube

Pero incluso músicos clásicos le han dado una vuelta de tuerca a la partitura. El cuarteto de guitarras de Los Ángeles (LAGQ) por ejemplo suele tocar el “Loose Pachelbel Canon”, una versión que empieza con las notas clásicas y luego va saltando de un estilo musical a otro, incluyendo heavy metal, siempre con el Canon de fondo.

Imagen de previsualización de YouTube

Y finalmente otra versión en guitarra clásica, pero poco convencional es esta de un virtuoso llamado Trace Bundy, capaz de tocar las notas solo en el mastil.

Imagen de previsualización de YouTube
Print Friendly, PDF & Email