En el programa 59″ de la Primera de TVE, la periodista Consuelo Alvarez de Toledo, no encontró mejor defensa para sus argumentos que el ataque gratuito (un sonoro:” indecente intelectual”) contra un colega, que mantenía una postura contraria a la suya en el debate, y que en ningún momento abandonó la actitud voltairiana de ” detesto lo que dices, pero defendería a muerte tu derecho a decirlo”.
¿Infravaloró “la señora Alvarez de”, al informador que tenía enfrente y no contó con que todo profesional responsable guarda siempre una carta de datos en la manga que solo utilizará en caso extremo, como así se dio…?.
Esta experta en el arte de meter la pata, olvidó algo de vital importancia: En el siglo XXI quien intenta matar a hierro, irremediablemente a láser muere. No corren buenos tiempos para agredir con navajas despuntadas y oxidadas. La próxima vez, si es lista, se lo pensará dos veces.

Print Friendly, PDF & Email