…..”Hasta hace poco, al sinvergüenza se le identificaba por llevar una doble vida. Actualmente, quien no goza de una doble vida, o más, pasa por ser un ser limitado o menesteroso. La cultura de consumo ha creado una íntima relación con lo cambiante, lo fragmentario, la instantaneidad, la aventura. Igualmente, su instrucción sobre la degustación de los objetos ha conducido a una masiva e inédita degustación de las personas.

La Red, paradigma de esta degustación personal, ilustra cómo se comparte una afición con unos y una conversación política con otros, se disfruta de varios a través de compartir un videojuego o una selección mediante las camas redondas más o menos virtuales.

La degustación permite eludir el conflicto o tragedia de una relación directa e integral al modo de aquellas parejas empeñadas en ser dos en una misma carne, y con ello, los individuos se entregan a una experiencia, sólo dramática, cuanto más surtida y sustituible mejor.” [Vicente Verdú en El País]

El artículo describe las nuevas relaciones que están surgiendo al amparo de las tecnologías: messenger, SecondLife, Myspace, Youtube…. “El fenómeno del personismo que ha empezado a ser la materia básica de nuestro tiempo se basa en la particular extensión de las relaciones interpersonales a través de la Red” .

Magistral.

Print Friendly, PDF & Email