El helicptero de bolsillo Ka-56

En los años 70, la Unión Soviética desarrollo un prototipo de mini-helicóptero plegable. Una sola persona podía montarlo en 10 minutos, pilotarlo y luego guardarlo en una especie de tubo. Lo llamaron Kamov Ka??56 “Wasp” y a pesar de lo atractivo de su concepto parece que no llegó más allá de la fase de prototipo y nunca llegó a volar. Pero quedan las imágenes.

Tenía dos hélices principales girando en sentidos opuestos, lo que le evita la necesidad de tener rotor de cola. No tenía cabina, por lo que el piloto va al aire y el instrumental también era muy limitado, pero su diseño preliminar establecía que podría levantar un peso de más de 200 kg y volar a unos 110km/h.

El Ka-56 nunca llegó a ver el cielo, pero desde entonces otros mini-helicopteros sí que se han construido y volado. Uno de los más pequeños y básicos es este, cuyo video fue colgado en Youtube hace unos días.

Imagen de previsualización de YouTube
Print Friendly, PDF & Email