La historia es de 1983, pero hasta ahora nadie había visto las imágenes. El piloto de la fuerza aérea israelí Zivi Nedivi iba bordo de su F-15 durante un ejercicio, cuando otro caza, un Skyhawk,  impactó contra él y destrozó su ala derecha. Pero él no se dio cuenta y se las ingenió para controlar la aeronave y realizar un aterrizaje de emergencia. History Channel consiguió el video y habló con el piloto para este reportaje.

Imagen de previsualización de YouTube

Nedivi explica que el caza que impactó contra él iba volando a menor altura que él y “boca abajo” como en la película Top Gun, por tanto ninguno de los dos pilotos pudo ver al otro. La colisión fue tan violenta que destruyó el ala del F-15, pero el humo y el combustible que salía impidieron a Nedivi ver los daños de su nave. Solo fue consciente de estar cayendo en barrena con el morro mirando a tierra en un ángulo de 30 grados.

Tanto él como su navegador, Yehuar Gal, pensaron en eyectarse. Pero entonce Nedivi realizó una maniobra contra su instinto y empezó a notar que volvía a ejercer un cierto control sobre el caza. Y logró el milagro: estabilizó el F-15 a pesar de volar solo con un ala, algo en teoría imposible. El piloto israeli explica como decidió intentar un aterrizaje de emergencia en un campo cercano, aunque al doble de la velocidad normal de aproximación. Esto supuso que el gancho de frenada se arrancó de cuajo, pero consiguió detener el aparato.

El F15 con el ala destrozada

La noticia era tan inusual que McDonnell Douglas, fabricante del F-15 Eagle,  envió un equipo de investigación para averiguar cómo era posible que un avión hubiera volado con una sola ala. Y la conclusión fue el F-15 tenía una panza más ancha de lo normal y que dada la alta velocidad que llevaba, la nave se comportó más como un cohete que como un avión. (fuente: linkswarm)

Print Friendly, PDF & Email