Ricardo Rodriguez, profesor de la Universidad de Toledo ha creado un nuevo concepto de plataforma que une videojuego y cultura del vino. Su proyecto se llama Katamania.com y pretender ayudar a descubrir los secretos del vino de una forma lúdica al público jóven, enseñando a catarlo de forma digital.

Con ayuda de expertos, ha escogido ocho vinos de cuatro bodegas castellanomanchegas y ha enfundado las botellas -ocultando la etiqueta- con diferentes colores según “momentos” para tomarlo: vino de diario (naranja), de tapeo (violeta), de fines de semana (burdeos), de celebraciones (negro) y de ocasiones únicas (ocre).

El juego consiste en abrir la botella, servir las copas y responder a ocho preguntas de un cuestionario sobre la cata visual, olfativa y gustativa. En caso de duda o para ampliar y profundizar información se puede echar mano del ‘manual de cata’ desplegable que también se incluye en el lote. “El objetivo del manual es ayudar, es como tener a un experto contigo”, explica Ricardo Rodríguez que se ha marcado como objetivos de su empresa que cualquiera pueda hacer una cata y elegir un vino según su gusto, y no por la etiqueta.

De momento ha invertido 12.000 euros en su empresa y vende cada juego -botella, test y manual- a un precio que oscila entre 10 y 20 euros. Y su proyecto ha sido una de las finalistas en la segunda edición del programa de creación de empresas Plataforma Desafío 22, organizado por la Fundación Horizonte XXII de la entidad financiera GlobalCaja.


(Foto: Flickr/Idlphoto)

Print Friendly, PDF & Email