Un reciente estudio global de Regus entre más de 20.000 empresarios revela que, en contra de la tendencia que se está imponiendo en el resto del planeta, las empresas españolas siguen creciendo más fuera que dentro del país. (Foto: Flickr/Iansand)

En la actualidad la recuperación económica en las principales economías maduras y emergentes parece confirmarse gracias al retorno en la inversión y crecimiento del mercado interior. El estudio de Regus, proveedor mundial de espacios de trabajo flexible, destaca que esto supone una inversión de la tendencia dominante hasta hace dos años. Sin embargo España se mantiene ajena a ella.

Tan solo el 18% de las empresas españolas afirma estar creciendo en el mercado interior, frente al 42% que lo declara a nivel global. El dato positivo es que el 38% de las empresas españolas siguen experimentando crecimiento gracias a la expansión en el extranjero.

Sin embargo las compañías exportadoras afrontan dificultades y retos en su internacionalización. El principal, según el estudio, es la contratación de personal altamente cualificado (79%). Las empresas también se quejan de la falta de información sobre la nueva ubicación y de contactos locales (72%) y la falta de información sobre el mercado (el 71%).