BLOG

Fernando Berlín, el autor de este blog, es director de radiocable.com y participa en diversos medios de comunicación españoles.¿Quien soy?english edition.

La televisión colombiana RCN difundió ayer 4 de agosto un vídeo con nuevas imágenes de la liberación de Betancourt. El vídeo del ejército muestra la preparación y la realización del rescate, según RCN.

En mi opinión, de entrada, la redacción del texto es profundamente propagandística:

“Las imágenes revelan el ingenio, el talento y el magnífico trabajo de inteligencia que permitió llegar al corazón de las Farc y arrancarles a 15 de sus víctimas…”

Está claro que el documento es interesante. Sin embargo tampoco se puede decir que se trate de “material periodístico”, como dice el texto. Es una filtración de la que RCN no ha cuestionado nada: ¿por qué se difunde ahora y no antes? ¿Por qué a un medio y no a los demás? ¿Cual es el objetivo?

Los medios de comunicación no deben convertirse en herramientas de nada ni nadie, por legítimos que parezcan los intereses.

Por otra parte no es un asunto de “ingenio”, ni “talento”, aunque se lo parezca al redactor. Yo me alegré de la liberación de Betancourt. Tener a una persona secuestrada me parece una canallada que no tiene justificación alguna. Sin embargo es lamentable que el ejército colombiano se haya hecho pasar por una organización humanitaria para la liberación:

 El documental comienza con la trasformación de dos helicópteros MI17, en aeronaves similares en color y forma a las usadas en los verdaderos operativos humanitarios de rescate de secuestrados […] En el vídeo aparecen también los falsos periodistas, los oficiales, la tripulación y todos los participantes en el operativo y se ve claramente la forma en la que se vistieron y se transformaron en una supuesta misión humanitaria

¿Que sucederá la próxima vez que un helicóptero humanitario vaya a prestar auxilio a las víctimas? Sucederá en Afganistán, en Irak, en Nigeria, o en Colombia… ¿Se pondrá en entredicho la presencia de las organizaciones e incluso de los periodistas? El fin no siempre justifica los medios. Ingrid Betancourt es una víctima, pero es insensato pensar que ella es más importante que tantos otros miles de personas oprimidas por asesinos y psicópatas de todo el mundo.

El gobierno de Uribe no sólo ha actuado de forma irresponsable haciéndose pasar por una organización humanitaria, sino que además, insiste en regocijarse en la mentira y eso pone en peligro a mucha gente, nos pone en peligro a todos.