El encuentro en directo de la periodista española con Mahmud Ahmadineyad (VIDEO TVE) ha tenido una fuerte repercusión en prensa, radio, TV e Internet, donde ha llegado a convertirse en Trend Topic mundial de twitter.

La casualidad quiso que el velo que cubría el pelo de Ana Pastor fuese resbalando hasta terminar sobre sus hombros, dejando la cabeza completamente al descubierto, terminando allí finalmente. Todo un símbolo, según las opiniones de Internet.

El tono incisivo y la anécdota del velo ha motivado una lluvia de elogios a la directora de “Los Desayunos “.

Poco después de la entrevista, en declaraciones a radiocable.com la periodista explica:

“No fui consciente cuando se cayó, porque toda mi concentración estaba en la  entrevista”. Además, señala, no haber visto a Ahmadineyad haciéndole gestos sobre el asunto.
[entrevista completa en el audio].

 

En el transcurso del encuentro, el presidente iraní se mostró visiblemente molesto con algunas de las preguntas. El tono de tensión se fue elevando hasta el punto de que incluso la propia periodista increpó: ??No sé aquí, pero en España los periodistas estamos acostumbrados a hacer preguntas, no a responderlas?.

Imagen de previsualización de YouTube

En su respuesta, Ahmadineyad ha criticado con dureza a los gobiernos occidentales, a los que ha acusado de armar a Gadafi y ahora pretender su caída. Y ha asegurado que EEUU y Europa han apoyado a todos los dictadores que existen en la actualidad.

También negó que en Irán exista una situación similar a la de Libia: “nadie está en prisión por escribir un libro”, -explicó en referencia a los opositores encarcelados. El presidente iraní equiparó la situación de esos detenidos con los “separatistas vascos” en España y les acusó de “incendiar” casas y de “agredir” y “atacar con arma blanca” a la gente.

Medios españoles destacan la entrevista como “un interrogatorio,  al que probablemente Ahmadineyad jamás se ha sometido en su vida”. Y la prensa digital considera que Ana Pastor se cubre de elogios por su entrevista al presidente iraní.

Print Friendly, PDF & Email