Voy a votar Equo.

La opción PSOE me resulta insuficiente, sobre todo no perdono que no hayan creído, aunque parezca un argumento imposible, en su propia experiencia de gestión.

La economía ha ido mal, como al resto del mundo; sin embargo, en el resto de asuntos ha ido bastante bien. Incluso ahora parece que a pesar de los primeros golpes de la crisis vamos encajando las nuevas arremetidas con mayor solidez (aunque los augurios sigan siendo catástrofes de proporciones bíblicas).

La opción PP tampoco me da mucha confianza por inversos motivos a la del PSOE: el planteamiento económico es mucho más neoliberal y el social ultra conservador.

Así pintando, el seguro cambio de Gobierno -con mayoría absoluta incluida- pareciese la penúltima concesión a los “mercados”… no lo es, es la angustia de la población (lo explico mejor en otros post anteriores).

En este contexto, a mi modo de ver, un diputado de Equo sería un buen contrapunto a una legislatura de mayoría absoluta del PP… “Ecologismo y sostenibilidad a la valenciana (de la buena)”.

Print Friendly, PDF & Email