Gracias a la biomasa y si se cumplen los planes previstos, Vitoria tendrá el primer supermercado capaz de autoabastecerse energeticamente, es decir de generar electricidad suficiente para no depender de la red. La superficie comercial tendrá 2.000 metro cuadrados y Eroski tiene previsto desarrollarla, segun cuenta El Correo, en los próximos tres años. (Foto: Flickr/Chapuisat)

El proyecto, coordinado por el Centro Nacional de Energías Renovables (Cener), tiene un presupuesto de 1,9 millones y será cofinanciado con fondos de la Unión Europea, a través del programa Life-2012 de planes medio ambientales innovadores, ha explicado Eroski. La iniciativa ha empezado a desarrollarse este mes y posibilitará cubrir las necesidades de frío, calor y electricidad de este centro mediante el aprovechamiento de la biomasa como fuente de energía, así como con la puesta en marcha de una serie de medidas de ahorro energético.

El hipermercado utilizará un sistema de absorción de amoníaco capaz de suministrar el frío requerido por las cámaras refrigeradas de almacenamiento, las islas de congelado y los murales de sala de ventas, así como un ciclo orgánico que generará energía eléctrica a partir del calor de una caldera de biomasa. En un supermercado tradicional, aproximadamente un 70 % de la energía es destinada a la producción de frío mediante compresores eléctricos, según Eroski.