La portada del libro A veces la realidad supera a la ficción o la imita. En Polonia, investigan un caso que recuerda mucho al de la película “Nido de Cuervos“.  Krystian Bala, un escritor de bestsellers está siendo acusado en su país por un caso de asesinato que él mismo describió hace años en una de sus novelas y del que, según la Policía, revela datos que sólo el asesino podía conocer.

En su novela “Amok”, Bala describe cómo un empresario es torturado y luego asesinado. El autor asegura que se inspiró en el asesinato de Dariusz J., un empresario cuyo cadáver mutilado apareció en diciembre de 2000 y del que la policia apenas encontró pruebas para resolverlo. La pista más significativa habían sido unos correos electrónicos que llegaron de Indonesia y Corea y describían el asesinato como el crimen perfecto.

Varios años después alguien sugirió a los investigadores que leyeran la novela “Amok”, publicada tres años después del crimen. En ella, la policía encontró tantas similitudes y detalles no publicados entre el texto y el crimen, que arrestaron al escritor. Luego se descubrió que Bala había estado en Corea e Indonesia en la misma época en que se enviaron los correos electrónicos que hablaban del crimen perfecto, que Bala había vendido un movil idéntico al del empresario asesinado. Y hasta que éste era amigo de su ex mujer. ¿Pruebas circunstanciales o evidencias? ¿Escritor o asesino? Polonia conocerá el veredicto en unos días.

Print Friendly, PDF & Email