El año 2016 se cerró en España añadiendo dos nuevos lugares reconocidos por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad y repitiendo, con 45 en total, en el tercer puesto del ranking mundial. Por delante sólo están Italia con 49 y China con 47. Los Dólmenes de Antequera y el Camino Primitivo de Santiago han sido las últimas incorporaciones a estos “lugares de excepcional valor universal”.

(Foto: Flickr/Jesus Perez)

A principios del año pasado, España contaba con 43 lugares declarados Patrimonio de la Humanidad, pero en julio, la UNESCO añadió a su lista los dólmenes de Antequera. Se trata de unas construcciones funerarias megalíticas, que los expertos creen que podrían tener más de 5.000 años.

Y a finales de 2016, también fue declarado Patrimonio de la Humanidad, el Camino Primitivo de Santiago. La famosa ruta de peregrinaje ya contaba con dos trazados -el camino francés y los del norte- en la lista de la UNESCO, además de la fachada de la Catedral de Santiago, donde terminan los caminos, que también está incluida. Pero ahora, además el llamado Camino Primitivo, que discurre principalmente por Galicia, también ha recibido esta distinción.

En la lista de lugares españoles destacados por la UNESCO también figuran monumentos como la Alhambra, la Catedral de Burgos o el Monasterio del Escorial junto con ciudades como Córdoba, Segovia, Toledo o Ávila, yacimientos como Altamira o Atapuerca o enclaves naturales como Doñana, Ordesa o Las Médulas.

Print Friendly, PDF & Email