El “deterioro del indicador de probabilidad de manifestaciones violentas” por la crisis catalana ha provocado la pérdida de tres posiciones para España en el Global Peace Index 2019, el ranking anual que mide los niveles de paz en el mundo. En su última edición, el GPI está encabezado Islandia y destaca que por primera vez en 5 años, la paz ha mejorado a nivel general, aunque el mundo sigue siendo menos pacífico que hace una década. España ocupa ahora el puesto 32º de los 163 países analizados.

policia-antidsturbios-ref1o-cat

El Índice de Paz Global 2019 (GPI en inglés) es elaborado cada año desde 2007 por el Institute for Economics and Peace junto a un panel internacional de expertos de institutos, think tanks y la Universidad de Sídney y con datos de The Economist. En este 2019, el ranking, que analiza a 163 países, registró este año por primera vez en un lustro una ligera mejoría, del 0,09 %, en la media de paz mundial. Aunque advierte de que con respecto a hace una década, ha caído un 3,78%.

Europa mejoró levemente su nivel de paz el año pasado y se mantuvo como la región del mundo más pacífica copando 22 de los 36 primeros puestos de la lista. El caso de España contrasta con la mejoría global, ya que pierde tres posiciones con respecto a 2018 cuando fue 29º. El GPI lo achaca a “las tensiones entre el movimiento a favor de la independencia en Cataluña y el Gobierno por las que no se pueden descartar los enfrentamientos entre manifestantes y agentes de la ley”.

Islandia volvió a ocupar, por décimo año, el primer escalafón del Índice seguido de Nueva Zelanda, Austria, Portugal y Dinamarca. En el otro extremo de la lista figura Afganistán, que sustituye a Siria como país menos pacífico del planeta y que es ahora penúltimo. Les sigue Sudán del Sur, Yemen e Irak, aunque el GPI ha destacado que los conflictos que han dominado en los últimos diez años, como los de Irak y Siria, han comenzado a disminuir, aunque los de Yemen, Turquía y Nicaragua se han recrudecido.

Print Friendly, PDF & Email