El 89% de los griegos cree que su cultura es superior al resto. También lo creen el 69% de los búlgaros, el 66% de los rumanos y el 58% de los noruegos. En cambio, apenas un 20% de españoles suscribe la afirmación “No somos perfectos, pero nuestra cultura es superior a las demás”. Es una de las conclusiones del último estudio y encuestas de Pew Research Center sobre diferencias en la percecpión de los europeos sobre la importancia de la religión, aceptación de minorías, asuntos sociales y chovinismo cultural. Y coloca a España, claramente como el país de Europa que menos superior se ve.

Eastern Europeans are more likely to regard their culture as superior to others

El estudio pone de relieve las diferencias en la percepción de estos asuntos entre los europeos del Este y los del Oeste. En este sentido, además de Grecia, Romania y Bulgaria, en países como Rusia (69%), Serbia (65%), Bosnia (68%) o Polonia (55%) los porcentajes de ciudadanos que ven su cultura como superior a las demas supera el 50%, a veces con amplio margen. En cambio en la Europa occidental, casi ningún paíse supera ese umbral. Los suizos, con un 50%, italianos y portugueses, 47%, británicos, 46% y alemanes, 45%, son los que más se acercan en cuanto a autovaloración.

España es con diferencia el país en el que sus ciudadanos menos superior ven su cultura, 20%. Solo se le acercan Bélgica, con un 23% y Suecia, con un 26%. Holanda y Francia son las siguientes con un 31% y 36% respectivamente. Pew explica que los datos salen de diferentes encuestas realizadas a 56.000 personas entre 2015 y 2017 en 34 países de Europa y en concreto la afirmación por la que se preguntaba si se sentían identificados fue: “Nuestra gente no es perfecta, pero nuestra cultura es superior a la del resto”.

A parte de ese “chovinismo cultural”, el estudio también revela una brecha significativa entre el Este y el Oeste del continente en cuanto a aceptación de diferentes religiones o del matrimonio gay. España aparece en los puestos delanteros en ambos casos. En el primero, hasta el 74% de la población aceptaría que un musulmán forme parte de su familia y un 79% que lo hiciera un judío. Tienen mayor aceptación Holanda, Noruega, Dinamarca, Suecia y Bélgica, pero los españoles muestran mayor tolerancia que portugueses, franceses, finlandeses o irlandeses. Y la brecha con los europeos del Este es especialmente significativa, ya que los menos tolerantes con musulmanes y judíos son Armenia (7% y 28%), República Checa (12% y 51%), Bielorrusia (16% y 41%), Lituania (16% y 41%) o Hungría (21% y 57%).

En cuanto al matrimonio entre personas del mismo sexo el 77% de los españoles se declara a favor. Solamente Suecia, Dinamarca, Holanda y Bélgica son más tolerantes que los españoles en este asunto con más del 80% de aceptación. En el lado opuesto quedan Bulgaria, Estonia, Rumanía, Grecia y Hungría, todos por debajo del 30% de aceptación.

Otro aspecto interesante de las encuestas de Pew es el porcentaje de europeos que ven la religión como un aspecto clave de su identidad nacional. Aquí de nuevo los países del Este destacan ya qu el 82% de los armenios, el 78% de los serbios, el 76% de los griegos y el 74% de los rumanos, responden que sí a esta cuestión. En cambio, los porcentajes bajan muy significativamente en los países occidentales. Reino Unido y Alemania son los que menos valoran este aspecto, con 34% de respuestas afirmativa. A continuación aparece Eslovaquia, con 35% y España, con un 38%.

Print Friendly, PDF & Email