Francia, Alemania y Portugal son el podio de los países a los que más exportó España en el año 2014. Un año que volvió a registrar un auge de este indicado, 2,5% más que en 2013, hasta alcanzar los 240.035 millones de euros. Los datos indican que prosigue por tanto con éxito la internacionalización de la economía y empresas españolas, pero el intento de diversificación geográfica que quieren impulsar las autoridades, para minimizar el posible riesgo de nuevos problemas en Europa, avanza, pero lentamente.

Según las cifras del Ministerio de Economía, el 50% de lo que vendió España en el extranjero tuvo como destino algún país de la UE. La buena noticia es que crece el intercambio con Estados Unidos, que se coloca ya como el sexto mayor receptor de exportaciones españolas, y también con los países asiáticos.

(Foto: Flickr/Iansanderson)

Francia fue el mayor destino de las ventas de empresas españolas al exterior con 37.649 millones de euros. Le sigue Alemania, con 24.902 millones, Portugal, con 18.014 millones, Italia, 17.25 millones y Reino Unido, con 16.511 millones de euros. Todos ellos socios comunitarios. Entre los 15 primeros países a los que exportó España en 2014 también figuran Holanda, en el séptimo puesto, Bélgica, en el octavo y Polonia en el duodécimo.

En el sexto puesto, sin embargo se consolida EEUU y además ganando peso. En 2014 España exportó a tierras norteamericanas por valor de 10.643 millones de euros lo que supone el 4,4% del total. Y además con una tendencia al alza. En el último año, las ventas a EEUU crecieron un 22% y desde 2007, un 43%.

También han aumentado significativamente las exportaciones españolas a países asiáticos. China es ya el 11º mercado destino de los bienes españoles con un crecimiento continuado que en 2014 alcanzó los 4.080 millones de euros. También aumentaron las cifras con Japón (4,8%), aunque quizá el caso más destacado sea Corea del Sur. Si en 2007 las ventas apenas alcanzaron los 500 millones, en 2014 se cuadruplicaron hasta llegar a los 2.000 millones de euros.

En cambio, América Latina ha perdido peso como destino de las exportaciones de bienes y mercancías españolas. Aunque México es la excepción, con un 13% de incremento y 3.507 millones de euros en ventas, el resto de países del continente ha caído. Con Brasil, las ventas fueron un 13% menores que en 2013, con Chile, un 11% menos y con Venezuela la caída fue del 40% . También han registrado descensos las exportaciones a Oriente Próximo y países africanos, salvo Marruecos, que es el noveno mercado para España y que registró ventas por valor de 5.835 millones de euros en 2014.