El certamen Retos FI-WARE lo organizan la Comisión Europea y Campus Party y se anuncia como el más importante organizado nunca para aplicaciones de sofware. Hay más de 400.000 euros en premios y dos categorías o retos: Smart Cities y Smart Business & Industry. Más de 700 equipos han enviado ideas y ya se han elegido los 40 finalistas. 16 de ellos son españoles.

El plazo para participar en la primera convocatoria del concurso se cerró a finales de diciembre. Se presentaron equipos de Singapur, Grecia, Estados Unidos, Perú, Irlanda, Francia, Brasil, Reino Unido, Rumanía, y hasta un total de 23 nacionalidades. Se han seleccionado 20 por cada reto, 40 proyectos en total. Nueve equipos españoles se han clasificado para el reto Smart Cities y 7 para Smart Business.

Tres valencianos presentaron el proyecto seleccionado “SmarTaxi” que permite a los taxistas, a través de una aplicación,  acceder y ver un “mapa de calor” donde los colores indican los puntos de mayor concentración de clientes potenciales.

Desde La Coruña llegó la seleccionada propuesta “Wadjet” que permite realizar un seguimiento sistemático de las operaciones de campo. Ofrece a las PYME una solución económica para mejorar el control y la visibilidad de sus operaciones.

En Zaragoza surgió la idea de “SmaHeater”, un sistema que utilizará sensores de temperatura que medirán la temperatura interior y exterior en tiempo real y su integración con los calentadores como solución para el ahorro de energía.

La aplicación “Context”, desarrollada por un equipo madrileño, permite que, por ejemplo, un usuario pueda consultar y ver productos de diferentes marcas que le interesan, sus características, tenga opciones de añadir el producto a una colección personal, ver qué amigos ya lo tienen en sus colecciones o comprarlo, bien sea online o consultando por GPS las tiendas más cercanas que lo venden.

El proyecto seleccionado “AmiCO” ha sido creado por un equipo de Murcia y es un sistema de navegación GPS por voz que pretende evitar las distracciones al volante y la necesidad de estar pendientes de la pantalla durante la conducción.

Desde Málaga llegó la propuesta seleccionada “Urban M”, un proyecto que proporciona un medio de transporte alternativo, sano y ecológico utilizando una bicicleta eléctrica y plegable que incorpora unos sensores para la incorporación de datos de interés por los propios usuarios y que será pública para todos los usuarios.